cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

29/04/2013 - Bolivia

Incidir en espacios claves

ONAEM está trabajando con el Programa ITS, VIH/SIDA y el Comité para la reglamentación de la Ley contra la Trata, a fin de hacer escuchar las demandas de las trabajadoras sexuales.

Según el estudio elaborado por la RedTraSex y ONAEM en el marco del proyecto regional que la red tiene con el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, “Estudio sobre la Incidencia y la Participación Política, de las Mujeres Trabajadoras Sexuales”, en Bolivia, tanto la Ley Contra la Trata y Tráfico de personas, como la Ley sobre VIH Sida dificultan el ejercicio del trabajo sexual.

Han sido identificadas como barreras para que el trabajo sexual pueda desempeñarse con libertad, por un lado el no cumplimiento de ciertas obligaciones que establece la Ley 3729, "Ley para la Prevención del VIH-Sida, Protección de los Derechos Humanos y Asistencia Integral Multidisciplinaria para las personas que viven con VIH-Sida", y, por otro lado la falta de diferenciación de personas que ejercen el trabajo sexual sin coerción, con personas que son obligadas a mantener relaciones sexuales contra su voluntad.

En la búsqueda del cumplimiento de la Ley de prevención del SIDA, las compañeras de ONAEM mantuvieron reuniones con la Directora del Programa Nacional de ITS, VIH/SIDA, Dra. Carola Valencia, en la que le hicieron llegar demandas y denuncias. En la mencionada Ley se establece la provisión de preservativos a los clientes y personas que trabajan en establecimientos, de forma gratuita, sin embargo Evelia Yucra, presidenta de ONAEM explicó que cada vez reciben más denuncias de compañeras que cuentan que los dueños de los lugares, se los cobran o bien los distribuyen vencidos.

“La Dra. Valencia nos escuchó, brindó aclaraciones, sugerencias y se comprometió a emitir una circular nacional a todos los Servicios Departamentales de Salud sobre la obligación de coordinar con ONAEM y de seguir los protocolos de atención en salud integral, con calidad y calidez cuando se realizan los controles a trabajadoras sexuales”, comentó Evelia.

Trata no es igual a trabajo sexual

Otra de las barreras explicadas por los informantes claves en el Estudio mencionado es la confusión existente entre trata y trabajo sexual autónomo en la Ley 263 contra la Trata y Tráfico de personas, porque facilita el abuso de las fuerzas policiales que realizan operativos o en lugares donde se ejerce el trabajo sexual y tiene autoridad para detener a cualquier compañera que no porte su documentación.

En la actualidad la Ley 263 contra la trata y tráfico de personas está siendo revisada para complementarla a través de una reglamentación y ONAEM es integrante de comités departamentales en donde se está trabajando el tema, lo que se ha convertido en una gran oportunidad para clarificar la diferencia entre trata y trabajo sexual.

En este sentido el pasado 22 y 23 de abril las compañeras de ONAEM participaron de un taller nacional "Aplicación de la normativa vigente para el abordaje de la trata laboral de niños, niñas y adolescentes en Bolivia". “ONAEM estuvo presente en las mesas de trabajo recordando permanentemente que trabajo sexual no es igual a trata y es necesario evitar ese tipo de amalgamas ya que las trabajadoras sexuales no somos parte del problema, sino parte de la solución”, explicó Evelia Yucra.

El conocimiento es la base del empoderamiento

En el ámbito del conocimiento de las leyes es importante tomar en cuenta que las MTS deben conocer las normas vigentes respecto al ejercicio del trabajo sexual para evitar vulneración de derechos hacia las MTS.

En este sentido durante el mes de abril se realizó la Asamblea Departamental de ONAEM Santa Cruz, en donde se socializaron los resultados del Estudio sobre la Incidencia y la Participación Política, de las Mujeres Trabajadoras Sexuales y se analizaron los avances en materia de incidencia política y se aprovechó la ocasión para realizar las elecciones de la mesa directiva departamental, con el objetivo de fortalecer ese espacio de decisión y trabajo regional.

Trabajo de articulación

Las compañeras de ONAEM entienden perfectamente que el trabajo de protección de los derechos de mujeres trabajadoras sexuales debe estar acompañado del involucramiento de distintos actores que velan por los DDHH, que están sensibilizados o pueden estarlo. Por ello están participando de diversos espacios de mujeres como la Cumbre Nacional de Mujeres por una vida sin violencia -que apunta a realizar la reglamentación de la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia- y de la Asamblea de la Plataforma de Mujeres por la ciudadanía y la equidad – espacio conformado por diversas organizaciones- en donde se hacen seguimiento de procesos democráticos y de cumplimiento de legislaciones vigentes. “Es bueno para la ONAEM participar en este tipo de espacios, sociabilizar con otras organizaciones de mujeres, así nos irán identificando e iremos avanzando”, Eva Flores, líder de Cochabamba.

Vinculado a su trabajo de prevención, ONAEM ha firmado un acuerdo con la Asociación Vivo Positivo para delegar Promotoras que hagan actividades de alcance, acompañamiento y promoción de la prueba rápida, como estrategia de prevención del VIH/ITS y acceso al condón en trabajadoras sexuales registradas, clandestinas y clientes en las ciudades de Santa Cruz y Cochabamba.