cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

26/04/2013 - Argentina

Volanteada frente al Congreso en rechazo a las leyes que penalizan a los clientes

Militantes de Ammar, junto con trabajadoras sexuales referentes de los 16 países que integran la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTraSex), realizaron el pasado 10 de abril una volanteada frente al Congreso en rechazo a las leyes que buscan penalizar al cliente.

Con las consignas “Penalizar al cliente es penalizar a las trabajadoras sexuales” y “Queremos ser escuchadas”, las compañeras conversaron con diputadas y senadores que se encontraban en las inmediaciones del lugar sobre las consecuencias negativas que tienen estas leyes y como afectan directamente el ejercicio del trabajo sexual autónomo. Además reclamaron que escuchen la voz de las trabajadoras sexuales a la hora de impulsar leyes que involucran y afectan a nuestra población.

Compañeras de los 16 países que integran la RedTraSex, que se encontraban en un taller regional, apoyaron la actividad de AMMAR y expresaron su preocupación a que estas leyes, de corte prohibicionista y que perjudican sus fuentes laborales, sean también impulsadas en sus respectivos países. “Argentina es un país que muchas de nosotras tenemos como ejemplo por sus leyes tan progresistas como la ley de matrimonio igualitario y de identidad de genero, pero esta ley constituye un retroceso para nuestro sector y tememos que la misma siente un precedente y que nuestros gobiernos sigan este camino”, sostuvieron las compañeras.

Además de entregar volantes, las compañeras realizaron tareas de sensibilización y concientización, explicando que trabajo sexual no es igual a trata y que AMMAR no solo se opone a estas leyes que penalizan al cliente, sino que propone otra forma de contribuir a la lucha contra la trata de personas con fines de explotación sexual, que es por medio de una ley que regule el trabajo sexual autónomo.
"Somos mujeres libres y con derechos, Queremos una ley que reconozca nuestro trabajo”, gritaban las militantes.