cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

27/11/2012 - Secretaría Ejecutiva

Una vida sin violencia es un derecho humano fundamental

El 25 de noviembre se conmemora el día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, por al asesinato en 1960 de las hermanas Mirabal en manos de la policía del dictador Trujillo en República Dominicana.

En homenaje a las militantes caídas y a todas nuestras compañeras que luchan día a día por una sociedad sin violencia, recordamos este día y reafirmamos nuestro compromiso y trabajo incansable para visibilizar, prevenir y desnaturalizar aquellas prácticas violentas que se ejercen contra las mujeres.

Las mujeres trabajadoras sexuales vivimos a diario una triple opresión: por ser mujeres, por nuestra condición económica y por nuestra actividad. Y las formas en las que la violencia se ejerce sobre nosotras es variada: la criminalización de nuestro trabajo; la marginalidad en la que trabajamos; que se nos invisibilice, el abuso policial que padecemos; que nuestra voz no sea escuchada; que nuestra autodeterminación como Trabajadoras Sexuales no sea respetada; que otros u otras hablen en nuestro nombre; que no existan leyes que reconozcan nuestro trabajo; que existan miles de mujeres trabajadoras asesinadas y sus casos queden impunes por falta de atención o naturalización. Estas son situaciones de violencia cotidiana contra las que damos batalla diaria desde la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales del Caribe Hispano (RedTraSex).

Mientras nuestro trabajo no esté reconocido como tal, la marginalidad a la que se nos expone seguirá permitiendo la vulneración de nuestros derechos. Por eso exigimos a los gobiernos de nuestra región que se comprometan y tomen cartas en el asunto, legislando para proteger nuestro trabajo y mejorar nuestras condiciones de trabajo.

La violencia a la que nos enfrentamos las trabajadoras sexuales no es una cuestión privada ni justificada por nuestra actividad, como muchos quieren hacer creer. Se trata de una violación a los derechos, un avasallamiento sobre el ser humano y es responsabilidad de todos y todas enfrentarla.

Desde la RedTraSex estamos convencidas que el trabajo en red y la organización contribuye a que profundicemos nuestra pelea por sociedades más igualitarias, libres de violencia, estigma o discriminación. Esa es nuestra lucha, nuestro compromiso hoy y siempre.

Elena Reynaga
Secretaria Ejecutiva de la RedTraSex