cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

3/09/2012 - Argentina

Continúa la persecución a las Trabajadoras Sexuales

Una de las dirigentas de AMMAR, se reunió con autoridades de Comodoro Rivadavia, con el fin de sensibilizarlos sobre una medida que vulnera los DDHH y laborales de las compañeras.

Se trata de una ordenanza que, entre otras cosas, pretende “clausurar los inmuebles que funcionen como ámbito de oferta sexual o de explotación sexual”.

Desde AMMAR emitieron un comunicado donde resaltan que "la medida evidencia, en primer lugar, un grave desconocimiento del tema, ya que se mezcla lo que podría ser un nicho de trata, cómo es el local donde se explota la oferta sexual ajena, de un lugar donde se puede ejercer el trabajo sexual de manera autónoma, el cual resulta absolutamente lícito, ya que el trabajo de nuestras compañeras no sólo no es un delito sino que está contemplado en tratados internacionales suscriptos por nuestro país".

"Esta medida demagógica viola los derechos de la mujeres trabajadoras sexuales y de ninguna manera ’aporta a la seguridad de los habitantes’, como lo asegura el intendente", declaran las compañeras.

"Lejos de tratarse de una medida necesaria para mejorar la seguridad de la ciudadanía, este tipo de ordenanzas pone de manifiesto como el poder político intenta usarnos para tomar medidas simpáticas hacia el electorado, pero que en verdad no atacan el problema que argumentan", agrega el escrito.

El manifiesto luego cita otras situaciones o normativas que vulneran los derechos de las trabajadoras sexuales. "Al igual que el decreto de la presidenta que prohíbe la publicación de avisos de oferta sexual o el cierre indiscriminado de lugares de diversión nocturna como en Tucumán, o la medida en la provincia de Córdoba de darle pasajes a las compañeras para que regresen a sus lugares de origen, se trata de un accionar que perjudica a las mujeres trabajadoras sexuales, que por voluntad propia y de manera autónoma, ejercen este trabajo".

"Exigimos que no se cierren indiscriminadamente los locales nocturnos poniéndo en riesgo la fuente de trabajo de nuestras compañeras alternadoras o coperas. No hace falta cerrar todos los locales sino controlar que en ellos no se explote el trabajo sexual ajeno. La mayoría de estas mujeres son sostén de hogar", sostienen desde AMMAR.

Desde la organización de trabajadoras sexuales de Argentina, declaran que las empujan a las mafias y a la clandestinidad con medidas de efecto de puro corte electoralista. "Queremos que se termine con la trata de personas, que se sancionen a explotadores, proxenetas y tratantes, pero que a la vez se brinden garantías para aquellas personas que hacemos del trabajo sexual la forma de trabajo que nos permite llevar el pan a nuestra mesa, que podamos vivir dignamente como el resto de la clase trabajadora", exigen.

Y finalizan el comunicado pidiendo por el fin de medidas que vulneren sus derechos al trabajo, y que desde el gobierno se den soluciones reales en la lucha contra la trata de personas.

Para más información: www.ammar.org.ar