cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

3/06/2017 - En la prensa

Sucre: Trabajadoras sexuales renuevan pedidos de respeto

Las trabajadoras sexuales en Sucre conmemoraron su Día Internacional, ayer, llamando a la ciudadanía en general a respetar sus derechos, frecuentemente vulnerados, y con la mirada puesta en lograr protección real para un colectivo de al menos 180 mujeres.

Según la Organización Nacional de Activistas por la Emancipación de la Mujer (ONAEM), en Sucre hay al menos 180 trabajadoras sexuales; y aunque no se tienen datos estadísticos precisos, la mayoría no pertenece a ninguna organización.

La mayor parte del tiempo las trabajadoras sexuales activas suelen desempeñar sus servicios en diferentes partes del país. Viviana Fernández, presidenta de la ONAEM dijo, que un 60% de las afiliadas ya radican en Sucre, por entre siete y 15 años y son primordialmente mayores de edad.

Esta organización cuantifica en la ciudad nueve locales nocturnos en actividad y hay 15 trabajadoras sexuales independientes, sumando unas 70 personas, más otro tanto, que no pertenece a organizaciones; son entre 150 y 180 mujeres porque no hay datos estadísticos. “Las compañeras sexuales viajan, rotan”, añadió.

En el Día Internacional de la Trabajadora Sexual, la activista dijo que algunos de los problemas en Sucre son el trabajo irregular de algunas de sus compañeras y en incremento de casos del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que, “gracias a Dios”, no se ha registrado en esa población, porque asegura que pasan por un control semanal.

Por otro lado pidió a la población el respeto a su trabajo y no vulnerar sus derechos.

“Lo único que exigimos que las batidas sean coordinadas con la Defensoría del Pueblo y con la Asamblea de Derechos Humanos, porque hemos hecho varias denuncias. Nos ha ayudado la Defensoría del Pueblo, hemos conformado un Comité Interinstitucional para que se vean las problemáticas pero se llegaba a un acuerdo y no se cumplía. Hemos tenido una audiencia en el Concejo Municipal, hemos llevado nuestra voz porque han venido a cerrar a la 1:00, cuando dentro de la ley y la normativa está de 22:00 a 3:00”, contó Fernández.

También aseguró que varias veces, en el marco de esos operativos, tomaron fotos e hicieron filmaciones vulnerando su derecho a la confidencialidad.

Ver nota original