cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

4/04/2017 - Secretaría Ejecutiva

¡La sororidad se practica y no se declama!

Hoy nos dirigimos a las mujeres sobrevivientes y en situación de prostitución, activistas, organizaciones por la abolición de la Explotación Sexual y a los 427 firmantes de la petición en change.org para expresarles que no queremos más golpes bajos.

Estamos cansadas de que por cada acción que iniciemos desde la RedTraSex se realice una réplica en contra dirigida a los gobiernos nacionales o entidades internacionales: medidas como la petición publicada en
change.org
 [1] para que no seamos atendidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, atenta contra nuestro derecho a ser escuchadas y tenidas en cuenta para que los Estados cesen la violencia que ejercen sobre nosotras.

No les pedimos que piensen como nosotras, sino que dejen de hablar en nuestro nombre y querer decidir por nosotras. Cuándo se van a dar cuenta que nosotras crecimos, que somos mujeres inteligentes, valiosas y que nadie está poniendo en nuestra boca lo que queremos expresar:

¡Exigimos respeto ante los espacios que hemos ganado legítimamente en estos 20 años, no nos vamos a quedar calladas ante sus acciones en contra!

Las invitamos a que en lugar de atacar continuamente nuestras acciones, instauren un espacio de tolerancia y respeto como el que nosotras tenemos por ustedes, revisemos el potencial que tiene cada una de las redes y unamos nuestros esfuerzos para erradicar abusos atroces y delitos flagrantes como el trabajo forzoso, la explotación sexual infantil, la trata de seres humanos, entre muchos otros, y todas juntas hagamos sinergia e incidamos para que los gobiernos democráticos cumplan pactos y convenciones internacionales que amparan nuestros derechos, por ejemplo:

Declaración Universal de los Derechos Humanos: Derecho a la vida, libertad y seguridad (Art. 3) Derecho a la igualdad y a la no discriminación, (Art. 1, 2 y 7), Derecho al Trabajo (Art. 23)

Convención Americana de Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica: inc. 1. Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales - Inc. 3. Nadie puede ser sometido a detención o encarcelamiento arbitrarios - Inc. 3. Nadie puede ser sometido a detención o encarcelamiento arbitrarios (Art.7)

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales:Derecho al Trabajo y a condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias (art. 6 y 7)

No se confundan nosotras no somos su enemigo, el enemigo común es la injusticia.
Es aquella la que hace que el policía maltrate a las compañeras Trabajadoras Sexuales, que el proxeneta explote a las mujeres, que el traficante abuse de la infancia; por eso las invitamos a unir esfuerzos para combatirla.

En esta oportunidad, no pedimos firmas porque no queremos que nadie hable en nuestro nombre, tenemos nuestra propia voz y hoy decimos: Nada para nosotras, sin nosotras

Las invitamos a que combatamos la violencia institucional ya que hechos como los ocurridos el pasado 1° de abril de este año donde nuestra compañera Irina Ceballos, Secretaria de la Junta Directiva de la Organización Mujeres con Dignidad y Derecho de Panamá, fue detenida arbitrariamente, golpeada y privada de su libertad en la Estación de Policía de San Miguel (Panamá), son producto del entorno social y político en el que nos desenvolvemos y la ausencia de leyes claras que garanticen nuestros derechos laborales.

No pediremos más perdón ni como mujeres ni como trabajadoras sexuales, el mundo tendrá que pedir perdón por los femicidios y las violaciones sistemáticas a nuestras compañeras.

Es por eso que llamamos a la unidad del movimiento feminista, porque como dijimos al principio: ¡La sororidad se practica y no se declama!

Ver: www.change.org: A LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS