cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

8/02/2017 - Honduras

Sensibilizamos a 100 de nuestras compañeras en Ceiba sobre Derechos Humanos y la importancia de la denuncia

Para finalizar las acciones realizadas con nuestras compañeras durante el 2016 desarrollamos una jornada de formación en la ciudad de La Ceiba del Departamento de Atlántida con MTS de la zona.


En estas jornadas ahondamos sobre los Derechos Humanos y laborales que nos asisten como mujeres y la importancia de la cultura de la denuncia frente a los actos de violación que vivimos las Mujeres Trabajadoras Sexuales. Esta acción estuvo contemplada en el marco del convenio firmado con la Embajada de Alemania.

Por parte de la Red de Trabajadoras Sexuales de Honduras: representantes de la Junta Directiva Rosmery Canales y Regina Barahona a nivel central e integrantes de la junta directiva de la filial de la Ceiba y Asesora Técnica, recalcamos que somos nosotras las llamadas a parar la discriminación, estigmatización y violencia que por años hemos venido sufriendo las Mujeres Trabajadoras Sexuales, dada la actividad laboral que autónomamente decidimos realizar y que nadie debe de señalarnos ni juzgarnos por el trabajo que realizamos.

Participaron 100 MTS de las diferentes zonas de trabajo de la ciudad de La Ceiba de espacios cerrados, ambulantes y prepago.

Las jornadas dieron inicio con la presentación de la Organización donde señalamos la finalidad, por qué y para qué nace la organización en el país enfatizando que somos una Organización conformada por Mujeres Trabajadoras Sexuales que compartimos experiencias, compartimos testimonios de vida, que nacimos para la reivindicación y promoción de nuestros derechos como Mujeres Trabajadoras Sexuales

“Somos mujeres que elegimos ser trabajadoras sexuales por consentimiento propio, a partir de una decisión racional, tan libre y tan condicionada como tantas otras ocupaciones que los seres humanos hacemos en nuestra vida, no debemos de sentirnos de menos, ni mal por nuestro trabajo…” dijo Regina Barahona, Trabajadora Sexual y Coordinadora de nuestra organización.

Enfatizamos que el Trabajo Sexual: es la actividad laboral que realizamos mujeres mayores de 18 años que por consentimiento propio decidimos sobre nuestro cuerpo y nuestros medios de vida, somos nosotras las que elegimos esta actividad y nadie nos ha obligado a ello. Que prestamos un servicio sexual y a cambio recibimos un pago que puede ser en especie o en efectivo.

Reiteramos que somos mujeres y por lo tanto somos sujetas de Derechos y como tales debemos exigir que se nos reconozca el Derecho a elegir nuestro propio proyecto de vida y a estar en igualdad de condiciones con el resto de la población trabajadora.

De igual forma reflexionamos sobre las razones por las cuales surge la Organización en el país, las acciones de incidencia política que se realizan desde la Organización con tomadores de decisión y operadores de justicia.

Luego de analizar lo que señalan las leyes de nuestro país relacionadas al Trabajo Sexual, recalcamos la necesidad de alzar la voz como sector altamente vulnerable por la actividad que desarrollamos, por lo que es urgente iniciar a interponer la denuncia ya que como sector a pesar de los testimonios y experiencias señaladas a la organización sobre los innumerables casos de violencia que recibimos como Mujeres Trabajadoras Sexuales en los entes encargados de recibir denuncias no existen registros de denuncias, recomendando: a que denunciemos ante el Ministerio Público en la Fiscalía de la Mujer, ante el CONADEH y que también podemos hacer la denuncia mediante llamadas telefónicas al 132 y al 911, y por extorción al 143

Resaltamos que como MTS debemos gozar de los derechos que las leyes de nuestro país y los convenios y tratados internacionales firmados por Honduras nos facultan: Derecho al Trabajo, Derecho a la Dignidad, Derecho a la Igualdad y no Discriminación, Derecho a la Libertad, Derecho de petición, Derecho a la defensa, Derecho al Honor y a la Intimidad Personal, Derecho a la libre Circulación y el Derecho a la Vida.

Durante las jornadas hubieron varios testimonios sobre las violaciones que recibimos como MTS: con la policía, con los dueños de negocio, con la población en general, y con los clientes, mencionan la insalubridad de los espacios donde ejercen el Trabajo Sexual (hoteles y hospedajes). También manifiestan que muchas veces las mismas entre las compañeras nos discriminamos y violentamos.

Con este tipo de actividades podemos compartir experiencias y testimonios de vida con nuestras compañeras de las demás filiales y a la vez fortalecer nuestros conocimientos sobre los Derechos Humanos y Laborales que como toda persona también tenemos las Mujeres Trabajadoras Sexuales. Situación que nos motiva a seguir adelante ya que estamos llegando a más compañeras para promocionar nuestros Derechos Humanos, los mismos que se nos han negado por el simple hecho de ser Mujeres Trabajadoras Sexuales.