cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email
10 de Diciembre, Día de los Derechos Humanos

7/12/2016 - Secretaría Ejecutiva

No queremos más derechos, queremos los mismos

En conmemoración del Día de los Derechos Humanos, las mujeres trabajadoras sexuales organizadas en la Red de trabajadoras sexuales de América Latina y el Caribe queremos recordarle a los Estados de la región los compromisos asumidos a través de tratados internacionales en el respeto a los derechos humanos universales. Compromisos que se incumplen de manera constante en referencia a nuestra población, que se ve hostigada diariamente por las fuerzas de seguridad que deberían garantizar nuestra protección.

Para dar cuenta de nuestra realidad y hacer de público conocimiento los abusos que vivimos, llevamos adelante una investigación en 14 países de la región, cuyos informes ponemos a disposición de organismos, funcionarios, periodistas y de la sociedad en general.

Liderado por nosotras, con la participación de compañeras de los distintos países, y coordinado y ejecutado por investigadoras oriundas de cada país, tenemos hoy un reporte que evidencia la necesidad y la urgencia de pensar políticas públicas que limiten el poder de las fuerzas de seguridad y nos garanticen acceso a derechos. La investigación Trabajo sexual y violencia Institucional: Vulneración de derechos y abuso de poder hacia mujeres trabajadoras sexuales. Investigación en 14 países de Latinoamérica y el Caribe comprueba que el 75,3% de nosotras ha sido violentada en el trabajo y que el principal perpetrador de los abusos es la policía (83%) o directamente funcionarios del Estado, si consideramos que los agentes de justicia también fueron mencionados en un 4% como quienes ejercen la violencia. Intimidación, amenazas, insultos, golpizas, extorsiones y abusos sexuales forman parte de nuestros riesgos laborales hasta tanto no se deroguen las normativas que penalizan la oferta/demanda de servicios sexuales, exponiéndonos y precarizándonos.

Es por ello que aprovechamos este día clave para dejar claras nuestras demandas, como colectivo de mujeres organizadas que nos cansamos de ser invisibilizadas y silenciadas. Somos trabajadoras que tenemos derechos, como tales, exigimos a los Estados:

  • Medidas para eliminar la violencia institucional.
  • Derogación de todas las normativas que penalizan la oferta/demanda de servicios sexuales y que persiguen el libre ejercicio del trabajo sexual.
  • Respeto y acceso a una vida libre de violencias.
  • Que nuestras voces sean consideradas a la hora de discutir políticas que nos afectan directamente.
  • Reconocimiento de nuestra identidad de trabajadoras sexuales y acceso a derechos laborales.

Asimismo, reclamamos nuestro derecho a:

  • La vida, la integridad física y moral y la dignidad humana.
  • El trabajo.
  • La Libertad individual, libre circulación e intimidad personal.
  • La igualdad ante la ley, no discriminación por ningún motivo en ningún ámbito.
  • La protección de la salud, educación, seguridad, vivienda.

La clandestinidad y el vacío legal respecto a nuestra ocupación sostienen violencias que ponen en riesgo nuestra seguridad y nuestra vida. Las trabajadoras estamos cansadas de convivir con violencia y estigma, con la impunidad de una justicia misógina que nos persigue y la hipocresía de una sociedad que nos rechaza y nos olvida.

En el día de los derechos humanos pretendemos ser consideradas humanas. No queremos más derechos, queremos los mismos.

Elena Reynaga
Secretaria Ejecutiva