cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email
Día Mundial Contra el VIH/SIDA

5/12/2016 - Colombia

Invitadas especiales de ONUSIDA en la Conmemoración por el Día Mundial de la lucha contra el VIH/SIDA

La semana pasada, en Colombia, ONUSIDA galardonó a Fidelia Suárez con el “reconocimiento del Lazo Rojo”.


El Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), como parte de la de la Conmemoración del VIH/Sida, el día 01 de diciembre de 2016, extendió la invitación a Fidelia Suárez para ser galardonada con el “reconocimiento del Lazo Rojo”.


ONUSIDA resaltó el trabajo y esfuerzo que viene desarrollando la Asociación de Mujeres Buscando Libertad (ASMBULI) y el Sindicato Nacional de Trabajadoras Sexuales (SINTRASEXCO), en respuesta al VIH. También estuvieron presentes otras organizaciones, como PNUD, UNFPA, OPS, entre otras.

En su intervención, Suárez agradeció tan memorable reconocimiento y a su vez participó en un panel de discusión donde se formularon varias preguntas. Al ser cuestionada acerca de cómo ve al país en referencia a la respuesta al VIH hacia el futuro, ella manifestó que "es preocupante, en primer lugar porque la respuesta no se viene ejecutando de forma idónea, las secretarías de salud incumplen con sus obligaciones. En especial respecto a las trabajadoras sexuales seguimos denunciando la falta de responsabilidad de las Secretarías de Salud en la distribución de preservativos. Así mismo aún se nos discrimina y se nos estigmatiza en el acceso al servicio de salud (así como a la justicia y a la educación). Al ser trabajadoras sexuales se nos discrimina doblemente si somos VIH positivas".

Por otra parte se pronunció respecto a que Colombia pasó a ser recientemente un país de ingresos medios, esto implica que la ayuda internacional se reducirá. Las organizaciones de la sociedad civil que trabajamos con el tema del VIH, o que nuestra población de trabajo es vulnerable a contraerlo, estamos preocupadas ya que se nos pide que asumamos la responsabilidad de continuar la respuesta en la prevención del VIH, pero sin las garantías ante las falencias en la ejecución por parte del Estado, y la escasez de recursos con la que por lo general trabajamos. No se nos ubica como veedoras formales del cumplimiento por parte de las instituciones estatales de la transparente ejecución de recursos y garantía de resultados; y además se nos exige que asumamos aún una mayor parte de la respuesta sin un apoyo concreto ni en términos financieros, ni formales en términos de espacios de participación, veeduría o control.