cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

28/09/2016 - Honduras

Socializamos la Guía de Buenas Prácticas a personal de Salud en Tegucigalpa

En esta jornada pudimos sensibilizar a 53 representantes de salud.


Con el objetivo de desarrollar acciones de Incidencia Política para bajar los índices de estigma y discriminación hacia nosotras las trabajadoras sexuales, desarrollamos dos jornadas de sensibilización a Directores, Jefes de Departamento y supervisores de unidades de Salud de varios lugares de Tegucigalpa.

Inicialmente socializamos información sobre la organización enfatizando que somos una organización conformada por Mujeres Trabajadoras Sexuales del país que compartimos experiencias, compartimos testimonios de vida, que nacimos para la reivindicación y promoción de nuestros derechos como mujeres trabajadoras sexuales, recalcamos que somos mujeres que elegimos ser trabajadoras sexuales por consentimiento propio, a partir de una decisión racional, tan libre y tan condicionada como tantas otras ocupaciones que los seres humanos hacemos en nuestra vida.

Posteriormente señalamos que en los servicios de salud:
• Las medidas de control que se establecen recaen solamente sobre las trabajadoras sexuales y no hay ningún punto que indique controles sobre los clientes ni proxenetas.
• Se profundiza la estigmatización con los controles sanitarios obligatorios que habilitan a abusos y extorsiones por parte de las fuerzas de seguridad.
• La violencia de género en la que estamos inmersas es un problema también de salud. Es importante que los equipos de salud estén preparados para atender las situaciones de violencia de género que las trabajadoras sexuales, al igual que el resto de las mujeres, podemos llegar a vivir. En casos de abuso y violencia sexual, los centros de salud y hospitales deben estar preparados para brindar una respuesta integral con capacidad de atender las consecuencias para la salud, tanto a nivel físico como emocional.

Explicamos que somos objeto de estigma y discriminación en los servicios de salud, donde Jaquelin Cruz, Vice Presidenta de la organización, explicó ampliamente cada aspecto, señalando que en Honduras la mayor parte de las trabajadoras sexuales nos sentimos estigmatizadas y discriminadas por las personas que nos atienden en los centros.

Con esto introducimos las buenas prácticas en el área de salud basándonos en la Guía de Buenas Prácticas “Ponte en nuestros zapatos”, remarcamos que no todo es discriminación o malos tratos que se han tenido muy buenas experiencias en centros de salud y hospitales a nivel de Latinoamérica y el Caribe, donde el personal ha trabajado junto a las trabajadoras sexuales para generar estrategias de prevención, promoción y acceso a una salud integral y respetuosa de nuestros derechos como mujeres trabajadoras, enfatizando que eso es lo que queremos trabajar en el país, alianzas con todo el personal de salud para que nuestro ambiente cambie y nuestros derechos sean respetados.

Les presentamos la Guía y trabajamos en siete grupos donde cada grupo tenía que leer, analizar y posteriormente exponer los capítulos. Vale la pena recalcar que se generó un análisis y reflexión muy rico y provechoso alrededor del contenido de los diferentes capítulos. También se enfatizó en el actual desabastecimiento de condones, donde los empleados de salud manifestaron que el desabastecimiento es a nivel general ya que en el almacén central no hay condones que tienen entendido que se está realizando la compra.

Recalcamos las palabras de la Directora de la Unidad de Salud San Benito durante la exposición del capítulo 1, donde señaló que “Si existe discriminación y estigma en los servicios de salud aunque nosotros no lo queramos aceptar, como trabajadores de salud debemos respetar a las MTS, debemos mantener la confidencialidad, deben de haber horarios por la tarde, en algunos centros de atención hay jornadas dobles pero no en todos; las MTS deben de desarrollar su trabajo en condiciones más salubres y con seguridad.”

Al final se acordó que cada responsable de la unidad deberá socializar la guía de buenas prácticas con su equipos, que se realizarán jornadas sobre en manejo sindrómico de ITS, llegamos a la conclusión que podemos coordinarnos para tener un mayor abastecimiento de condones, que debemos hacer incidencia ante tomadores de decisión para revisar las normas nacionales que atentan contra la dignidad de nuestra población.

Como organización nos sentimos muy satisfechas por el desarrollo de la actividad ya que desarrollamos una jornada de sensibilización hacia las personas que como sector consideramos que nos estigmatizan y discriminan, alzamos la voz hacia quienes creen que nos ofrecen un buen servicio, pero que con nuestro discurso de acuerdo a nuestras experiencias y testimonios de vida de muchas de nuestras compañeras les señalamos la realidad y la necesidad de un cambio de actitud.