cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

23/08/2016 - Honduras

Seguimos sensibilizando a la policía

Continuando con el convenio realizado con la Embajada de Alemania esta vez capacitamos a mas de 262 policías en la Ciudad de Tegucigalpa y Comayagüela.

En el marco del convenio firmado con la Embajada Federal de Alemania denominado “Sensibilización del sector policial para la reducción de la discriminación, estigma y violencia hacia las Mujeres Trabajadoras Sexuales (MTS)” continuamos con nuestro trabajo, y esta vez sensibilizamos agentes policiales de Tegucigalpa y Comayagüela.

Realizamos 14 jornadas de sensibilización en diferentes puntos de la ciudad, donde abordamos a 262 agentes de la Policía Nacional. Inicialmente socializamos sobre la existencia de la Red de Trabajadoras Sexuales de Honduras y que formamos parte de la Red de Mujeres Trabajadoras sexuales de Latinoamérica y el Caribe: quiénes somos, nuestros objetivos, a qué nos referimos cuando hablamos de nuestro trabajo, nuestra misión y visión, los fundamentos que tenemos para señalar que nuestro trabajo es legal en nuestro país. Asimismo señalamos las violaciones que sufrimos como sector por parte de la policía, manifestando que van desde la violencia psicológica, física, sexual y hasta la económica.

Hacemos hincapié en que por no portar el carne sanitario nos extorsionan, nos quitan el dinero que portamos, nos piden sexo a cambio, señalamos que por palizas ocasionadas por agentes de la policía varias compañeras han abortado, otras tienen cicatrices en su cuerpo y otras sufren de traumas y trastornos emocionales cuando en ninguna ley del país dice que debamos portar este documento o que la policía deba exigirnos el mismo.

Aclaramos que no estamos pidiendo más derechos que los que la ley nos confiere: derecho a ser tratadas dignamente como seres humanos, que se nos respete nuestra decisión laboral, derecho a la libre circulación, y que hacer denuncias siendo trabajadoras sexuales conlleva muchas veces represalias y más abusos, vulnerándonos aún más.

En las diferentes jornadas las y los policías manifestaron sus apreciaciones, inquietudes y preguntas, de las que podemos señalar las siguientes: algunos señalaron las experiencias negativas que han tenido con nuestras compañeras, otros manifestaron que como policías tienen la obligación de tratar a los ciudadanos con el debido respeto, no importando el trabajo u ocupación de cada persona. “Yo tengo una amiga que es Trabajadora Sexual y ella ha sacado adelante a sus hijos y los ha hecho profesionales con su trabajo, creo que esto es más un problema de educación y cultura y tenemos que aprender a respetar las decisiones de las demás personas”, manifestó una de las participantes.

Como organización nos sentimos muy orgullosas de promocionar nuestros derechos humanos y laborales ante una de las instituciones que nos ha venido violentando nuestros derechos por años. Sabemos que nosotras también tenemos que cambiar comportamientos y actitudes pero que si nos apoyamos podemos lograr grandes cambios, eso es lo que vimos trabajando en este espacio, uno a uno, en las jornadas de sensibilización.

Con este convenio nuestra meta es sensibilizar a 2,900 policías donde nuestra organización tiene presencia.