cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

18/07/2016 - Noticias de interés

Segunda Declaración de Durban

¡Acceso, Equidad, Derechos- YA!
Se han dado avances importantes en la respuesta al SIDA desde que la comunidad global del VIH se reunió por última vez en Durban en el año 2000. La reducción en la propagación del VIH fue el primer paso. Acelerar las inversiones y acciones como parte de una agenda robustecida de derechos humanos y justicia social es el próximo.

A pesar de los logros científicos significativos, continuamos encontrando barreras estructurales que impiden avances en la vida real. Para hacer realidad la promesa que implican los avances científicos requerimos de un mayor compromiso para remover las barreras entre el descubrimiento y la implementación. La Vigésimo Primera Conferencia Internacional del SIDA (SIDA 2016) debe reunir esas piezas – los avances científicos clave necesarios para darle fin a la epidemia y las barreras estructurales clave que impiden seguir adelante – y asegurar un mayor compromiso político, incluyendo recursos financieros, para poder lograr el objetivo.

Enfoque en los cinco avances científicos

1. Asegurar el acceso a la terapia antirretroviral para todas las personas que viven con VIH
Los beneficios de la terapia antirretroviral temprana y sostenida (TAR) para la salud de las personas que viven con VIH y el tratamiento como prevención en la población en general son indiscutibles y ampliamente reconocidos. Debemos asegurar que luego del diagnóstico, el acceso de toda persona que vive con VIH a la TAR sea una realidad a pesar de las limitaciones de recursos.

2. Aumentar los paquetes de prevención combinada del VIH
La profilaxis antes de la exposición (PrEP) y la circuncisión masculina médica voluntaria son avances importantes en la ciencia de la prevención del VIH. Estos avances deberían complementar los beneficios universales de la TAR y continuar siendo una prioridad. Se deben mejorar los métodos de prevención de larga duración y más convenientes como PrEP inyectable para que sean parte integral del paquete de prevención del VIH en la actualidad.

3. Tratar y controlar las co-infecciones y co-morbilidades
La morbilidad y mortalidad de las personas que viven con VIH están cada vez más impulsadas por las co-infecciones y co-morbilidades. Se han desarrollado una cantidad de nuevas tecnologías y opciones de medicamentos que ahora necesitan ampliar su alcance, especialmente para las co-infecciones de VIH, hepatitis C y tuberculosis. Enfermedades no transmisibles como diabetes y tensión arterial son otras áreas importantes que requieren atención.

4. Ampliar los esfuerzos de investigación en vacunas y para la cura
Las estrategias para una vacuna preventiva y para la remisión sostenida del VIH sin TAR siguen siendo un factor clave para lograr el control definitivo y económicamente sostenible sobre la epidemia. Los recientes avances en el desarrollo de la vacuna e investigación para la cura del VIH deben ser acelerados, contar con los recursos necesarios y la motivación para colocar al SIDA en el pasado.

5. Optimizar la investigación de implementación
La ciencia de implementación debería, cada vez más, ser la piedra angular para lograr el acceso, aceptación, utilización y continua adherencia en los servicios de VIH de toda índole. Eso incluirá aprovechar los distintos modelos de atención y otros enfoques innovadores para traducir la ciencia en avances a largo plazo, sostenibles y equitativos.

Responder a las cinco barreras estructurales clave

1. Enfocarse en las poblaciones clave en cada uno de los escenarios de la epidemia del VIH
Las poblaciones clave – hombres que tienen sexo con hombres, personas transgénero, trabajadoras y trabajadores sexuales y personas que se inyectan drogas – están afectadas desproporcionadamente por el VIH, grupos que además han tenido un resurgimiento reciente en infecciones por VIH. Las respuestas nacionales deberían crear y permitir un entorno adecuado, así como aumentar su acceso, a los servicios del VIH de toda índole – incluyendo poblaciones adolecentes clave.

2. Enfrentar la inequidad de género y empoderar a las mujeres jóvenes y niñas
Las inequidades engranadas socialmente ponen a las mujeres jóvenes y niñas – incluyendo mujeres transgéneros – en una situación particularmente vulnerable a la infección del VIH. Necesitamos un plan global para dar fin a la epidemia en ese grupo que incluya una sinergia programática y política a nivel multisectorial y apoye su salud y derechos sexuales y reproductivos.

3. Hacer frente a leyes, políticas y prácticas que estigmatizan y discriminan a las personas que viven con VIH y a las poblaciones clave
Ya deberíamos haber modificado y eliminado leyes, políticas y prácticas que inadecuadamente regulan (por ejemplo, las que violan derechos sexuales y reproductivos), controlan (por ejemplo las que restringen la entrada, estadía y residencia), castigan (por ejemplo, las que criminalizan la homosexualidad, trabajo sexual y uso de drogas; no protegen de la violencia) a poblaciones clave y personas que viven con VIH en muchos contextos.

4. Aumentar la inversión en las respuestas lideradas por la sociedad civil y por las comunidades
La sociedad civil – como activistas, personas encargadas de la incidencia política y proveedores de servicios – siempre han sido la columna vertebral de la respuesta al SIDA, asegurando un mayor rendimiento de cuentas y acciones de los líderes políticos en la respuesta a la epidemia. En muchos lugares, estos grupos son atacados por leyes restrictivas y reducción en el financiamiento. La comunidad global del VIH debe unirse en solidaridad con la sociedad civil y reafirmar su lugar en la respuesta al VIH.

5. Mejorar la capacidad de los trabajadores del sector salud de primera línea
Asegurar que los trabajadores del sector salud de primera línea tengan lo que necesiten para dar una atención centrada en el cliente como consecuencia de una ampliación del entrenamiento de calidad antes y durante el servicio. Eso debería incluir enfrentar el estigma y la discriminación que muchas veces es considerado como una de las barreras más significativas en el acceso de los servicios de VIH.

Las personas abajo firmantes acordamos que el regreso de la conferencia a Durban este año será un momento clave para establecer una vía clara con el fin de garantizar que nadie sea dejado relegado en la respuesta al SIDA. Cuando escribamos la historia de la epidemia, diremos que en Durban en el 2016 aprovechamos la oportunidad y alteramos el curso de la epidemia para siempre.

Para consultar los firmantes y dar apoyo, dirigirse a:
http://www.iasociety.org/Second-Durban-Declaration/Spanish