cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

5/07/2016 - Secretaría Ejecutiva

Nos reunimos con la Comisión de Trabajo Sexual en Uruguay

Aprovechando la presencia de nuestra Secretaria Ejecutiva en Uruguay para participar de las Jornadas de Debate Feminista 2016, la Comisión de Trabajo Sexual nos invitó a conversar sobre la Ley 17.515, que regula el trabajo sexual en el país, y compartir nuestro punto de vista.

En el marco de las Jornadas Debate Feminista 2016, Elena Reynaga visitó Montevideo, adonde el miércoles próximo presentará en la Mesa Cuerpos 5: "Legislar sobre nuestros cuerpos" las razones por las que el trabajo sexual debe ser regulado. Reconociendo nuestra trayectoria y confiando en nuestro abordaje, la Comisión de Trabajo Sexual invitó a nuestra Secretaria Ejecutiva a participar de una reunión con la Intendencia y representantes de los Ministerios de Trabajo, del Interior y de Salud.

Habiendo trabajado detalladamente sobre la cuestión de la legislación en la región, previo a la reunión presentamos una propuesta con algunas recomendaciones y puntos de vista para mejorar la actual Ley 17.515. Nuestro principal interés fue cuestionar el enfoque sanitarista e incluso punitivo presente en la redacción de la ley, y reemplazarlo por el pleno reconocimiento de derechos laborales a la población trabajadora sexual.

Manifestamos nuestras críticas, explicitando argumentos claros y fundamentados, artículo por artículo, así como alternativas para la construcción de una ley que proteja los derechos de la población trabajadora sexual. Proponemos la intervención del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social como es el caso de otras ocupaciones, en lugar de la preponderancia de los Ministerios de Salud e Interior. Queremos menos incidencia de fuerzas de seguridad en las habilitaciones de espacios de trabajo. Exigimos reconocimiento de nuestro trabajo y acceso a derechos laborales para el ejercicio del Trabajo Sexual Autónomo.

Agradecemos la invitación y celebramos que se considere la experiencia y vivencia de mujeres trabajadoras sexuales en la reformulación de la ley.