cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email
Comunicado de prensa

23/02/2016 - Argentina

El 91% de los femicidios de Trabajadoras Sexuales queda impune

La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) reclama justicia por los dos femicidios de Trabajadoras Sexuales que ocurrieron este año en Santa Fe y Neuquén. Según un informe de la organización, la mayoría de las causas no se resuelven y quedan impunes en un 91%.

Buenos Aires, febrero 2016. A los 41 femicidios de Trabajadora Sexuales registrados por la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) entre julio de 1996 y noviembre de 2015, se sumaron dos en lo corrido de 2016, uno en Neuquén y otro en Santa Fe. En Neuquén, el cuerpo de Rosario Gladys Giménez Ortiz, Trabajadora Sexual de 27 años oriunda de Paraguay, fue hallado el 24 de enero en Mari Menuco. En Santa Fe, el de Gisela Beatriz Bustamante, Trabajadoras Sexual de 29 años nacida en Rafaela, fue encontrado el 6 de febrero en una vieja estación del Ferrocarril Mitre.

Las investigaciones por el asesinato de Gisela Beatriz no tienen ningún sospechoso hasta el momento. En el caso de Rosario Gladys, la fiscalía dejó en libertad la semana pasada a Juan Carlos Acuña (42), él único detenido, tras argumentar falso testimonio de uno de los testigos. La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) pide justicia, pues según su informe, en los últimos 19 años, tan solo el 9% de estos casos han recibido condena en el país.

“No podemos permitir que las causas por asesinatos de compañeras Trabajadoras Sexuales queden en la impunidad o prescriban. Los femicidios son la punta del iceberg de las violencias contra las mujeres y tenemos que unirnos para erradicarlas. En el caso del trabajo sexual es importante acabar también con el estigma y la discriminación social que existe hacia nuestro sector, porque el estigma mata”, dijo Georgina Orellano, la Secretaria General de AMMAR, y agregó: “Exigimos que los crímenes de nuestras compañeras en Neuquén y Santa Fe no queden impunes. Ojalá los entes judiciales realicen las pericias necesarias para esclarecer los hechos pues resultan escalofriantes las cifras de femicidios en el país que pasan a los registros estadísticos de causas prescritas”.

El “Registro Nacional de Femicidios hacia Trabajadoras Sexuales en Argentina” relevado por AMMAR, documenta 41 meretrices asesinadas desde julio de 1996 hasta noviembre de 2015. El Femicidio de Rosario Gladys sería el primer caso registrado en Neuquén desde 1996. El de Gisela Beatriz, sumaría el quinto en la Provincia de Santa Fé, donde también fue víctima de femicidio hace 12 años, Sandra Cabrera, dirigente de Ammar Rosario.

La provincia donde se registra el mayor número de asesinatos hacia Trabajadoras Sexuales es Buenos Aires (23), seguida de Santa Fe (4) Mendoza (3) y Córdoba (3). En la mayoría de casos no hay imputados y cuando los hay, AMMAR denuncia que, frecuentemente son dejados en libertad. Solo 4 femicidios han recibido condena, dos de ellos con cadena perpetua. Otro aspecto que vale la pena resaltar es que en varios casos los sospechosos están asociados a instituciones como la policía o son funcionarios públicos.

El Registro Nacional de Femicidios hacia Trabajadoras Sexuales en Argentina fue realizado por AMMAR a partir de documentos públicos, artículos periodísticos e investigaciones difundidas en distintos medios. Aunque sus autoras reconocen que no logra revelar la totalidad de los crímenes que se han presentado, sí permite dar cuenta de que no son hechos aislados sino que obedecen a políticas y prácticas sociales que estigmatizan y penalizan el ejercicio del Trabajo Sexual.

Para leer el informe, hacé click acá.