cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

21/10/2015 - Colombia

ASMUBULI repudia otro asesinato de una trabajadora sexual en Bogotá

Una trabajadora sexual fue apuñalada en Bogotá. "Las violencias que hemos documentado son cada día más aterradoras", dijo la presidenta de ASMBULI.


Otra mujer trabajadora sexual de Bogotá fue asesinada. El hecho ocurrió el domingo 18 de octubre en el sector de Santa Fe, donde “Paola” fue asesinada supuestamente por su compañero sentimental. La mujer, de 25 años de edad, llegó a un centro asistencial sin signos vitales después de varias puñaladas, según versiones de compañeras trabajadoras sexuales que estaban con ella.

Fidelia Suárez Tirado, presidenta de la Asociación de Mujeres Buscando Libertad (ASMUBULI) denunció públicamente el asesinato e hizo un llamado a la fuerza pública para que su muerte no quede en la impunidad. "Las situaciones de violencia que hemos documentado en ASMUBULI son cada día más aterradoras. Hemos venido denunciando el maltrato que existe hacia las mujeres y en particular hacia las trabajadoras sexuales, a quienes se les vulneran los derechos una y otra vez”, dijo Fidelia Suárez

“El año pasado, en menos de un mes asesinaron a siete compañeras. En el sector de Tunjuelito, en San Carlos, en San Jorge, en el Siete de Agosto y en Santa Fe. Ahora han cogido la modalidad de asesinar a las compañeras y sacarlas fuera de Bogotá, a las periferias. Asesinan a las compañeras en las residencias, en los hoteles y las sacan a la calle”, contó la presidenta de ASMUBULI.

“A las trabajadoras sexuales las están matando. Lo demuestra un estudio del Instituto de Medicina Legal, que documentó 238 casos de trabajadoras sexuales asesinadas en el país entre el 2004 y el 2013. La mayor parte de los casos ocurrió en Bogotá, junto con Antioquia, Valle del Cauca y Meta. Es uno de los pocos estudios oficiales que se ha hecho para evaluar un problema cada vez más grave por el atropello que implica para nuestros derechos fundamentales”, añadió Fidelia Suarez.