cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

24/09/2015 - Honduras

Importantes acuerdos alcanzados durante la Asamblea de la Red de Trabajadoras Sexuales de Honduras

Durante la asamblea de la Red de Trabajadoras Sexuales de Honduras acordamos acciones para empoderarnos e incidir a favor de la regulación del trabajo sexual en Honduras.


Con la participación de 35 mujeres trabajadoras sexuales de Tegucigalpa, La Ceiba y San Pedro Sula las integrantes de la Red de Trabajadoras Sexuales de Honduras desarrollamos nuestra tercera asamblea nacional, espacio que nos permitió debatir y analizar sobre el quehacer de las trabajadoras sexuales y razones por las cuales el trabajo sexual debe ser regulado en Honduras, socializar las acciones que se han venido desarrollando y hacer la rendición de cuentas a fin de fortalecer nuestra base organizativa.

La asamblea también permitió compartir reflexiones sobre las razones por las cuales el trabajo sexual debe ser regulado y los contenidos básicos que debe contemplar una ley que lo regule. En ese sentido hubo coincidencias en que solo si está regulada la actividad que ejercemos vamos a mejorar nuestras condiciones de vida y en que en este proceso las trabajadoras sexuales debemos ser las protagonistas.

Este espacio aprovechamos para hablar sobre la vulnerabilidad de las trabajadoras sexuales y qué hacer para disminuir los índices de violencia a la que estamos expuestas (principalmente por las instancias de seguridad y empleados de salud). Al respecto coincidimos en que hay que realizar un trabajo en equipo, continuar desarrollando procesos de formación y de empoderamiento y desarrollar acciones de incidencia política.

Otro punto importante dentro de la agenda fue la elección de Belkis Núñez como representante de las mujeres trabajadoras sexuales ante el Mecanismo Coordinador País (MCP). Quedó como suplente la compañera Susana Izaguirre.

Dentro de los acuerdos de la asamblea nacional nos comprometimos a sumar más compañeras a la organización, tomar medidas de autocuidado al momento de realizar el trabajo sexual, interponer las denuncias de los actos de violencia, discriminación y estigma a los que somos sometidas, participar activamente en la organización en busca del empoderamiento, luchar por la regulación del trabajo sexual en nuestro país y sensibilizar a tomadores de decisión y operadores de justicia.