cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

4/09/2015 - Honduras

Trabajadoras sexuales de Honduras cuentan con una nueva instancia para denunciar torturas físicas y psicológicas

Las trabajadoras sexuales de Honduras podremos denunciar torturas en el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Victimas de la Tortura.


Autoridades del Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Victimas de la Tortura (CPTRT) abren sus puertas para que las compañeras de la Red de Trabajadoras Sexuales de Honduras puedan denunciar casos de torturas en su contra.

El director Ejecutivo del CPTRT, Juan Almendares Bonilla, junto a la coordinadora general, Alba Mejía, nos ofrecieron la canalización de denuncias por concepto de torturas físicas y psicológicas como un mecanismo de protección individual e institucional.

La propuesta se dio a conocer en el marco de una reunión en las instalaciones del CPTRT a donde asistimos en representación de la Red varias mujeres trabajadoras sexuales (MTS) con la finalidad de entablar alianzas estratégicas para garantizar los derechos de nuestro sector.

Además de las denuncias, el CPTRT también nos puso a disposición jornadas de capacitación enmarcadas a socializar los derechos de los detenidos (as) y evitar con ello los abusos cometidos por parte de la Policía Nacional de Honduras.
Dentro de los acuerdos y compromisos institucionales obtenidos en la reunión se destacan:

1.-Concertar una próxima reunión en las oficinas del CPTRT con el abogado que está trabajando en el proceso de revisión de la Ley de Policía y Convivencia Social.
2.- CPTRT enviará nota al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras (CONADEH) para que procedan a investigar las denuncias de los actos de violación en contra del sector MTS.

La reunión fue la claramente manifestación de la disponibilidad institucional en la búsqueda de la regulación del trabajo sexual en nuestro país.

Con estas acciones nuestra Red avanza en el camino para afianzar el resguardo jurídico del trabajo sexual en Honduras.