cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

26/06/2015 - Argentina

Violencia institucional hacia trabajadoras sexuales en San Juan

Una compañera fue detenida hace un mes mientras trabajaba en la vía pública. El martes pasado la policía ingresó a su domicilio y la detuvo cuatro días más.


La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina, AMMAR CTA, denuncia la persecución policial y la violencia institucional hacia trabajadoras sexuales en la Provincia de San Juan.

Noemí, una de nuestras compañeras fue detenida hace un mes mientras trabajaba en la vía pública, por aplicación del art. 124 del Código de Faltas. El martes pasado, la policía ingresó a su domicilio particular sin presentar orden de allanamiento, la golpeó y la detuvo cuatro días más.

En la actualidad, los códigos contravencionales de 19 provincias de Argentina criminalizan el trabajo sexual. Hace un mes en la Provincia de San Juan, por orden del Juez Grossi Colombo, la policía detuvo a Noemí durante cinco días tras aplicar el artículo 124 del Código de Faltas, que establece que quienes ofrezcan servicios sexuales en lugares públicos, desde el interior de un inmueble o vehículo a la vista del público serán sancionadas/os con prohibición de concurrencia y arresto de hasta 20 días.

Después de cumplir el tiempo del arresto y quedar en libertad, esta semana la comisaría 9a de Caucete, San Juan, sin presentarle orden del Juez allanó violentamente el domicilio particular de Noemí quien fue detenida por cuatro días más.

Mónica Lencina, secretaria General de AMMAR San Juan, expresó su preocupación e indignación por la situación de violencia a la que están sometidas las trabajadoras sexuales en esa provincia. Al respecto dijo: “se la llevaron a los golpes delante de sus hijos menores de edad, fue violentado su domicilio, no le permitieron la visita de su familia, ni el ingreso de agua ni alimentos. Tampoco la asistencia por parte de los parientes ni del médico legista”. Y agregó, “Se le han violado todos los derechos, no solo como trabajadora sexual sino como mujer y como mamá. Necesitamos regulaciones que nos resguarden de la persecución penal, del poder de policía y de la violencia por parte del estado”.

Desde AMMAR-San Juan hemos instaurado la denuncia ante la Coordinadora de Derechos Humanos de la Provincia y presentaremos también el reclamo en el INADI. Repudiamos que en época de democracia sigan vigentes artículos contravencionales o de Falta que violan nuestros derechos humanos.

“En la actualidad, las trabajadoras sexuales no solo estamos expuestas a la violencia institucional a través de los artículos de faltas sino que también lo estamos por los decretos provinciales, las ordenanzas municipales y los impactos de la modificación de la Ley de Trata que no permiten diferenciar entre la misma y el trabajo sexual autónomo y que, además, criminaliza nuestro sector”, dijo Georgina Orellano, Secretaria General de AMMAR Nacional.