cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

11/05/2015 - Nicaragua

Las trabajadoras sexuales de Nicaragua reclamamos derechos en la Asamblea Nacional

Las mujeres trabajadoras sexuales de Nicaragua tenemos las puertas abiertas en la Comisión Mujer, Juventud, Niñez y Familia, a donde insistimos en la restitución de nuestros derechos laborales.


En una reunión con la Comisión de Mujer, Juventud, Niñez y Familia de la Asamblea Nacional de Nicaragua, las Mujeres Trabajadoras Sexuales (MTS) organizadas en la Asociación Girasoles RedTraSex Nicaragua insistimos en la restitución de derechos laborales, sociales y de seguridad social. Un grupo de lideresas nos presentamos ante esa Comisión para representar a las MTS y exponer la necesidad del reconocimiento del trabajo sexual como trabajo y su regulación.

Esta reunión se llevó a cabo como resultado posterior al foro "Regulación del Trabajo Sexual Autónomo garantía de nuestros derechos" que las Girasoles RedTraSex realizamos en el mes de abril. Estuvimos presentes, María Elena Dávila, Imogene Omier, Johana Sequeira, Jazmina Vásquez y Jessenia Allston para exponer nuestro trabajo como organización, los resultados del Foro y algunas demandas para continuar avanzando en la restitución de nuestros derechos como ciudadanas.

La presidenta de la Comisión, Martha Marina González Dávila, y el vicepresidente de la comisión, Carlos Emilio López, nos dieron la bienvenida informándonos por una parte que habían estado pendiente y conocían de algunos detalles divulgados en los medios de comunicación. Por otra parte nos explicaron que nos convocaron porque tenían interés de conocernos.

Ante esta Comisión expusimos las cinco razones para regular el trabajo sexual y los resultados del Foro. El diputado López intervino con una reflexión y análisis sobre la antigüedad del trabajo sexual y la mención que se hace de esto en la biblia para enfatizar en el llamado al respeto sin juzgamientos de las mujeres trabajadoras sexuales.

Nos expresaron sus felicitaciones por el trabajo realizado como organización y nos dejaron las puertas abiertas para el diálogo. Por nuestra parte expusimos que existen leyes en nuestro país que nos benefician pero esos derechos consignados no se aplican en algunas instituciones, como por ejemplo en el Ministerio del Trabajo que no nos ubica como trabajadoras por cuenta propia. Si este Ministerio nos reconociera podríamos acceder a la seguridad social.

Ante los diputados cuestionamos por qué no ha sido posible el acercamiento con instituciones como los ministerios de Familia y de Educación, entre otras, con las que hemos querido abrir un diálogo. Esto tomando en cuenta que la Procuraduría de Derechos Humamos del país, la Resolución 671 del Ministerio de Salud y espacios como la CONISIDA nos reconocen como trabajadoras sexuales. Al respecto enfatizamos que la Corte Suprema de Justicia nos ha acreditado a algunas lideresas como Facilitadoras Judiciales como un aval de nuestra labor en la organización.