cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

8/05/2015 - Paraguay

UNES y PRONASIDA se alían para prevenir el VIH y las ITS

A partir del acuerdo con PRONASIDA, UNES cuenta con un importante apoyo para los trabajos de educación y sensibilización en calle que viene realizando en el Paraguay.


Mediante la firma de un convenio de cooperación, la Asociación de Trabajadoras Sexuales del Paraguay Unidas en la Esperanza (UNES) y el Programa Nacional de Control del VIH-SIDA e ITS (PRONASIDA) articularán sus esfuerzos en la implementación de proyectos, servicios de atención y capacitación relacionados a la prevención y control del VIH e infecciones de transmisión sexual (ITS).

Tras varios meses de planificación, el acuerdo fue celebrado en las oficinas de PRONASIDA y firmado por Lucía Benítez, en representación de UNES, y por Tania Samudio, directora de PRONASIDA.

A partir de esta alianza UNES cuenta con un importante apoyo para los trabajos de educación y sensibilización en calle que viene realizando en varios puntos del país. El convenio también contempla la promoción de pruebas clínicas entre las mujeres trabajadores sexuales, acercando estos servicios a sus lugares de trabajo.

Asimismo, el Programa Nacional de Control del VIH-SIDA e ITS se compromete a facilitar insumos para la prevención y disminución de riesgos, como ser folletos informativos, preservativos, lubricantes entre otros. Además de esto, UNES recibirá la capacitación e insumos adecuados para efectuar pruebas rápidas de VIH y sífilis.

Buenaventura Cabañas, coordinadora nacional de UNES, destacó la apertura de PRONASIDA en el proceso de contacto, planificación y formalización de la alianza con la asociación. Puntualizó también que el acuerdo firmado constituye un importante reconocimiento a los más de 10 años de trabajo de la asociación de trabajadoras sexuales del Paraguay.

El PRONASIDA es una dependencia del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social cuya responsabilidad se concentra alrededor de dos ejes de acción: ejerce la rectoría de la respuesta nacional a la epidemia del VIH e ITS y provee en forma descentralizada los servicios de promoción, prevención y atención integral a las personas, bajo los principios de respeto a los derechos humanos, la equidad y el acceso universal, y el enfoque de género. El objetivo es disminuir el avance de la epidemia y mejorar la calidad de vida de las personas que viven o son afectadas por las infecciones de transmisión sexual.