cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

6/05/2015 - Secretaría Ejecutiva

Saludamos el nombramiento de Luis Almagro Lemes como Secretario General de la OEA

Auguramos que la nueva gestión que inicia frente a la OEA permita avanzar en acuerdos y políticas que garanticen el pleno goce de los derechos humanos, especialmente el de las trabajadoras sexuales.


Ante la designación, el pasado mes de marzo, del Dr. Luis Almagro Lemes como Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), y próximo a asumir sus funciones el 26 de mayo del corriente año, desde la RedTraSex, la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe, queremos manifestar nuestra satisfacción ante tal nombramiento y hacerle llegar nuestras felicitaciones y buenos augurios ante esta nueva función que emprende.

Durante su labor como canciller de la República Oriental del Uruguay, el Dr. Almagro Lemes ha demostrado un claro compromiso con la defensa de los Derechos Humanos, particularmente en el campo de los Derechos Sexuales y Reproductivos, promoviendo políticas públicas de inclusión que pusieron al Uruguay en un rol activo en esta materia a nivel regional e internacional.

En ese sentido, celebramos las palabras pronunciadas por el Dr. Almagro Lemes durante el 69° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado 29 de septiembre de 2014, al afirmar que “… las inequidades y desigualdades de género deben ser abordadas con una perspectiva de Derechos Humanos, sin la cual no puede conceptualizarse el contexto general de la problemática y otorgársele la debida prioridad. Esto debe traducirse en políticas públicas con perspectiva de género que comprendan transversalmente a la sociedad y que favorezcan la inclusión de las mujeres en el mercado laboral en igualdad de condiciones”.

Las trabajadoras sexuales vivimos cotidianamente esta realidad de continua discriminación y violación de nuestros derechos laborales, económicos, sociales y culturales y el no reconocimiento de nuestra actividad como trabajo formal. Es por ello que continuamos promoviendo, en conjunto con otras redes y organizaciones, estrategias para alcanzar el estatus legal que nos corresponde como sujetas de derecho, poniendo fin a la discriminación y estigmatización.

En ese sentido, adherimos plenamente cuando el Dr. Almagro Lemes afirma que “es primordial eliminar toda forma de discriminación basada en género, grupo étnico, creencias religiosas, edad, discapacidad, orientación sexual, identidad de género y estatus migratorio […] La igualdad y no discriminación son principios que emanan del sistema universal de protección de los Derechos Humanos”.

Auguramos que la nueva gestión que se inicia frente a la OEA permita avanzar en acuerdos y políticas que garanticen el pleno goce de los Derechos Humanos, especialmente el de las trabajadoras sexuales, confiadas que sus palabras de asegurar el máximo acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva y la reducción/eliminación de la epidemia HIV- SIDA se plasmen en políticas públicas de los estados miembros, que garanticen nuestras derechos y el de nuestras familias en un marco de respeto, autonomía e igualdad de género.

PDF - 441.6 KB