cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

10/04/2015 - Secretaría Ejecutiva

Recomiendan a los jefes de Estado no discriminar a trabajadoras sexuales

En el marco de la VII Cumbre de las Américas la sociedad civil elaboró recomendaciones a los Gobiernos para “garantizar el derecho y respeto a una participación ciudadana inclusiva sin discriminación" a grupos vulnerados, entre ellos a las trabajadoras sexuales.


La violencia institucional que padecen las trabajadoras sexuales de la Región quedó plasmada en las discusiones que se dan en el marco de la VII Cumbre de las Américas de las que participaron representantes de la RedTraSex. Por eso los Jefes de Estado presentes en el encuentro escucharon recomendaciones de la sociedad civil que apuntan a garantizar el respeto y la participación ciudadana sin discriminación para las trabajadoras sexuales y para otros grupos vulnerados.

En diversos foros de los que participaron representantes de la RedTraSex se hizo visible la violencia y discriminación que sufren las mujeres trabajadoras sexuales en los países de Latinoamérica y el Caribe. Lucila Esquivel, integrante de la Junta Directiva de la RedTraSex, y Georgina Orellano, de AMMAR, llevaron la voz de las trabajadoras sexuales al Foro de la Sociedad Civil, que sesionó del 8 al 10 de abril.

Con el aporte de Lucila Esquivel sobre la situación de las trabajadoras sexuales, en el grupo sobre Participación Ciudadana que preparó las recomendaciones que elevaron a los Jefes de Estado se incluyó un párrafo que llama a garantizar los derechos humanos de todas las poblaciones y no discriminar.

El documento que el 10 de abril se leyó a los Gobiernos solicita “garantizar el derecho y respeto a una participación ciudadana inclusiva sin discriminación de los siguientes grupos: Personas con discapacidad, LGBTI, personas que trabajan por la defensa de la vida y la familia, trabajadoras sexuales, grupos originarios, afrodescendientes, personas de la tercera edad, grupos religiosos y de pluralidad política”.

Por su parte, Georgina Orellano participó del grupo que discutió los avances y retos en materia de Salud que tienen las personas de la Región.

Además, durante el Foro paralelo organizado por ONU Mujeres y la Comisión Interamericana de Mujeres, Lucila Esquivel también evidenció la violencia que padecen las trabajadoras sexuales en la Región y sobre todo la violencia institucional que existe hacia el trabajo sexual.

Ese evento paralelo estuvo centrado en "Avances de las mujeres en las Américas: Balance crítico de Beijing+20 y perspectivas en la agenda de desarrollo post-2015". En ese contexto se expuso que la eliminación de la violencia hacia las trabajadoras sexuales es uno de los retos pendientes para acelerar el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres.