cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

2/12/2014 - Nicaragua

Los Girasoles cumplimos siete años organizadas

Nosotras elegimos el trabajo sexual por voluntad propia y nadie nos ha obligado a ejercerlo. No somos víctimas, no estamos esclavizadas y somos trabajadoras sexuales, somos MUJERES LIBRES.


Hemos cumplido un año más y sumamos ya siete años de habernos organizado como Asociación de Mujeres Trabajadoras Sexuales Girasoles Nicaragua y de ser parte de la RedTraSex. Nuestra organización surgió el 29 de noviembre de 2007 como una manera de enfrentar y buscar alternativas a los graves abusos y a la violación de los derechos humanos que diariamente sufrimos las trabajadoras sexuales por la sociedad en general.

Nos sentimos fuertes a partir de los procesos de organización que hemos emprendido hace ya siete años. Por ser respetadas como mujeres trabajadoras sexuales y por el reconocimiento del trabajo sexual como trabajo. Siete años de lucha y alzamos con más fuerzas nuestras voces por nuestros derechos, porque son grandes los logros que hemos obtenido.

Hay mucho camino que recorrer, pero somos muchas las que ahora, unidas, vamos siendo más fuertes, demandando nuestros espacios. Sabemos que contamos con aliadas y aliados que han aportado a nuestra organización, que han puesto su mirada en nosotras con solidaridad, ideas y nos han escuchado y apoyado al tomar decisiones en los espacios que hoy estamos ocupando como parte de nuestros derechos.

Tenemos nuevos retos para alcanzar otros espacios, sabemos que todo es un proceso para hacer cambios visibles en una sociedad como la nuestra, pero hemos demostrado que somos capaces de hacer aportes importantes como parte de las soluciones a los problemas que enfrentamos por pensar y ser diferentes. Buscamos mejorar nuestras condiciones de vida e incidir en las políticas públicas con el propósito de visibilizar y hacer respetar nuestros derechos.

Nuestra Asociación representa la manera de lograr la reivindicación de los derechos, así como la forma de ejercer plenamente nuestra condición de mujeres ciudadanas.

Seguimos, vamos por más. ¿Por qué? Porque el trabajo sexual es derecho laboral.