cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

25/11/2014 - Secretaría Ejecutiva

Plenaria Cuerpo y Territorio: las trabajadoras sexuales contamos

En el marco del 13° Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, las trabajadoras sexuales estuvimos presentes y participamos de manera activa. En la plenaria “Cuerpo y territorio”, Elena Reynaga, secretaria Ejecutiva de la RedTraSex, fue categórica: "Debemos debatir con las trabajadoras sexuales, sin nosotras no se puede construir acuerdo ni definir una agenda".


En el marco del 13° Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, realizado del 22 al 25 de noviembre en Lima, Perú, las trabajadoras sexuales estuvimos presentes y participamos de manera activa. El 24 de noviembre se realizó la plenaria “Cuerpo y territorio”, espacio en el que ante un auditorio con 600 feministas, Elena Reynaga, secretaria Ejecutiva de la RedTraSex fue la primera oradora en un panel integrado por representantes de diversos movimientos políticos y sociales.

“No podemos ser indiferentes a las violencias, a la injusticia, a la desigualdad y a la impunidad, contra eso estamos todas unidas, no puede haber división en el movimiento”, dijo Elena Reynaga y enfatizó: “Debemos debatir con las trabajadoras sexuales, sin nosotras no se puede construir acuerdo ni definir una agenda. Nada sin nosotras”.
La intervención de la secretaria Ejecutiva de la RedTraSex estuvo dirigida a remarcar la importancia de considerar a las trabajadoras sexuales en los documentos y posicionamientos de feministas y de mujeres en la Región. “Seguimos sin aparecer en los documentos, siguen hablando de y por nosotras. ¿Qué más tenemos que hacer para que nos vean y nos nombren?, porque si no nos nombran, no existimos. Estamos en la lucha y en las reivindicaciones. Queremos estar en las agendas del feminismo porque somos mujeres. ¿De qué autonomía de los territorios y de los cuerpos hablamos si no aceptan nuestra autodeterminación?”.

Durante la plenaria dijo: “no queremos más pelear por nuestro espacio, no queremos pelear por un párrafo en una convención”. Y agregó que “no hay agenda donde estén presentes los asesinatos de nuestras compañeras”.

También intervino Evelia Yucra Asillo, de la Organización Nacional de Activistas por la Emancipación de la Mujer (ONAEM), de Bolivia. Comenzó su intervención con palabras en quechua para las compañeras indígenas presentes en el encuentro y reconoció que “gracias a la lucha por los derechos de las trabajadoras sexuales hoy en día, en mi país contamos con un carnet que reconoce el trabajo sexual, pero falta mucho por hacer, aún no alcanzamos el pleno respeto de nuestros derechos, necesitamos de todas ustedes, debemos articular las luchas, sumar voluntades”.

Por su parte Samantha Carrillo de la Organización Mujeres en Superación (OMES), de Guatemala, también fue clara cuando dijo que “las mujeres trabajadoras sexuales defendemos nuestra identidad y nuestro trabajo, defendemos nuestro derecho a autodeterminarnos y a que se respeten todos nuestros derechos, ni uno menos”.

También Georgina Orellano, de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR CTA), remarcó la necesidad de respetar las decisiones de cada una. “Se nos tilda de víctimas, de mujeres de vida fácil, queremos que en el camino de la lucha en vez de pagarle a la policía le paguemos al estado con impuestos, queremos tener acceso a una obra social”.
Tras recordar que en la red hay compañeras indígenas, lesbianas, afrodescendientes y que “estamos hermanadas con otros movimientos”, Elena Reynaga remató su presentación con la siguiente reflexión: “Sabemos las consecuencias que tiene la ilegalidad del aborto, pero ¿sabemos todas las que estamos aquí las consecuencias que tiene la ilegalidad del trabajo sexual?”.