cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

22/09/2014 - Colombia

Las Mujeres Trabajadoras Sexuales concertamos diálogo intersectorial para revisar proyecto de ley frente al Trabajo Sexual

Las Mujeres Trabajadoras Sexuales vinculadas a la Asociación de Mujeres Buscando Libertad (ASMUBULI) trabajaremos conjuntamente con integrantes del Congreso de la República en la revisión del texto del Proyecto de Ley 079 de 2013, cuyo propósito es implementar medidas regulatorias para el Trabajo Sexual en Colombia.

El objetivo de esta labor conjunta es lograr que el articulado de la iniciativa legislativa refleje las necesidades de las personas que ejercen el Trabajo Sexual. En la sesión de revisión, prevista para los próximos días, también participarán funcionarios de entidades del Gobierno Nacional y voceros de la Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC, entre otras entidades.
Este acercamiento entre las MTS y las distintas instancias de Gobierno es un logro del diálogo intersectorial que facilitó la Mesa de Incidencia Política sobre el Trabajo Sexual en Colombia, el pasado 17 de septiembre.
En la Mesa participaron 61 personas en representación de distintas entidades de gobierno, la Policía Nacional, ONUSIDA, UNFPA, la CTC y Mujeres Trabajadoras Sexuales.
En el certamen participó Elena Eva Reynaga, Secretaría Ejecutiva de la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTraSex) quien compartió su visión sobre el Trabajo Sexual en el contexto latinoamericano.

Es importante darle un marco legal al Trabajo Sexual

En la apertura de la Mesa de Incidencia Política, Elena Eva Reynaga expresó que el trabajo sexual no está prohibido, pero tampoco está permitido. “No hay un marco legal que nos proteja y nos de derechos. Por eso es importante la ley, pero pensada con nosotras”, dijo.
Explicó que el vacío legal implica nuestra clandestinización, circunstancia que se traduce en explotación, maltrato y deficiente atención en salud, escenario al que se suma “la injusticia con la que opera la justicia” en relación con la violencia y asesinato de nuestras compañeras en distintos países de América Latina.
Reynaga señaló que se destina gran cantidad de recursos para adelantar estudios epidemiológicos, pero no se hacen estudios sobre las condiciones laborales que enfrentamos las Mujeres Trabajadoras Sexuales.
Cerró su intervención afirmando que contar con un marco legal para el Trabajo Sexual es el primer paso para la exigibilidad y reivindicación de nuestros derechos.

No hablemos de prostitución. Hablemos de Trabajo Sexual
Esta fue la solicitud que Fidelia Suárez Tirado, Coordinadora Nacional de ASMUBULI, expresó al abrir el diálogo e intercambio de opiniones en la Mesa de Incidencia Política.
Al respecto, nuestra compañera citó la Sentencia 629 de 2010 de la Corte Constitucional de Colombia, que reconoce al Trabajo Sexual en el contexto del derecho laboral.
Seguidamente, expresó que la Mesa se convocó para dialogar con otros sectores sociales sobre las implicaciones del Proyecto de Ley 079 de 2013 y lograr una propuesta incluyente, desde la construcción colectiva.

El Trabajo Sexual es una actividad lícita

Así lo precisó Luz Mary González, Vicepresidenta de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) durante su intervención.
Señaló que su ejercicio debe ser regulado por el Estado para garantizar a quienes ejercemos el Trabajo Sexual la protección legal en distintos aspectos.
Agregó que esta iniciativa legislativa debe ser concertada y dialogada con nosotras para que refleje las necesidades de nuestra comunidad.
“El Trabajo Sexual debe ser un trabajo decente”, precisó la dirigente sindical y explicó que un trabajo decente ofrece oportunidades de ingreso digno, seguridad, perspectivas de desarrollo personal e integración social, libertad para expresar opiniones y participar en las decisiones que afectan el bienestar.
Finalmente, afirmó que la CTC exige al Gobierno Nacional comprometerse con el acceso a los servicios de salud, educación y seguridad social para las personas que ejercemos Trabajo Sexual.

Una buena intención pero de poca cobertura

Este proyecto de ley es el primer intento por legislar el tema y dar derechos laborales a las personas que ejercemos el Trabajo Sexual. Así lo señaló Jimmy Dranguet, Asesor Jurídico del Senador Jorge Iván Ospina.
Agregó que el proyecto de ley no recoge toda la problemática que enfrentamos, de tal forma que responda a nuestras necesidades y realidades.
Esta opinión, compartida por otras personas en la Mesa, abrió el camino para que las Mujeres Trabajadoras Sexuales de ASMUBULI participemos en la revisión del proyecto de ley y que llevemos nuestro aporte en la construcción de esta normatividad.

El balance

Desde la perspectiva regional, Elena Reynaga hizo un balance positivo por la participación de distintas entidades estatales y actores sociales, circunstancia que da mayor visibilidad a nuestra organización. Destacó la presencia de la Confederación de Trabajadores de Colombia, entidad que asesora a ASMUBULI en la conformación del sindicato nacional de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Colombia.
Entre tanto, Fidelia Suárez Tirado expresó que la actividad tiene gran impacto porque se logró el apoyo y el compromiso de las entidades que hicieron parte de la Mesa, para facilitar nuestra participación y aporte en la reformulación del proyecto de ley.
Al hablar del trabajo que sigue, Reynaga señaló dos puntos: Seguir convocando a los aliados para construir un plan de trabajo a largo plazo y formar a las compañeras para que nos representen y lleven nuestra voz en los distintos espacios de participación ciudadana.
También anotó que las entidades y actores sociales que compartieron este diálogo social, se encontraron con una organización nacional que tiene un respaldo a nivel latinoamericano, lo que se traduce en experiencia y fuerza en la intervención.
A su turno, la Coordinadora Nacional de ASMUBULI, dijo que es el momento oportuno para construir alianzas con las entidades y organizaciones que expresaron su compromiso con nuestra causa y seguir la lucha para fortalecer nuestros derechos fundamentales como Mujeres Trabajadoras Sexuales. “Que se vea reflejado el respeto y la igualdad de derechos en el país”, precisó la lideresa.