cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

3/09/2014 - El Salvador

Por un reconocimiento del Trabajo Sexual y la defensa de nuestros derechos

Boletín Político N° 1. Las y los invitamos a leer nuestros Boletines Políticos, en los cuales expresaremos nuestras opiniones sobre diferentes temáticas que nos influyen, afectan e interpelan como mujeres trabajadoras sexuales.

En El Salvador, las mujeres Trabajadoras Sexuales somos violentadas constantemente debido a la falta del reconocimiento y dignificación del trabajo sexual. Las trabajadoras sexuales salvadoreñas, a menudo, enfrentamos diferentes tipos de violencia como la sexual, simbólica, psicológica, e institucional; siendo ésta última una de las más fuertes. Nuestras problemáticas están siendo invisibilidades por parte de las instituciones del gobierno que mediante acciones discriminatorias y de estigma nos re-victimizan, incumpliendo así la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, normativa recientemente aprobada y entrada en vigencia en el país.

El trabajo sexual voluntario no está prohibido por la normativa nacional, pero por no estar regulado o legalizado como trabajo, las autoridades realizan acciones de discriminación y represión vulnerando nuestros derechos como trabajadoras sexuales, ya que tienden a interpretar y aplicar el marco legal en forma errónea basada en la moralidad.

Entre las denuncias que hacemos las Trabajadoras Sexuales en El Salvador a las instituciones del Estado están:

  • la mala prestación de servicios de salud basándose en criterios de moralidad, y es que se niegan a atender a nuestras compañeras trabajadoras sexuales, no brindándoles información, insumos de prevención y atención en salud;
  • la ausencia de datos estadísticos de Mujeres Trabajadoras Sexuales violentadas;
  • la tardía atención en los centros de toma de denuncia,
  • El trato de los casos de violencia sobre nosotras de manera arbitraria, violando así el Articulo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que reza “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada” y el artículo 9 de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencias para las Mujeres , en su literal F, donde expresamente dice que toda mujer tiene derecho a “decidir voluntariamente su vida sexual” estableciendo así la protección de las mujeres y el derecho a la libertad y dictando medidas esenciales para la detección, prevención, atención, protección y sanción de la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones.

Como Orquídeas del mar, estamos trabajando en la sensibilización a personal de los Cuerpos de Agentes Metropolitanos, Policía Nacional Civil y otros actores de tomas de decisión con el fin de sensibilizar y disminuir la discriminación que existe hacia las trabajadoras.