cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

3/09/2014 - Colombia

Mujeres trabajadoras Sexuales de Colombia exigimos respeto a nuestro espacio de intervención con pares en proyecto del Fondo Mundial

Boletín Político N° 1. Las y los invitamos a leer nuestros Boletines Políticos, en los cuales expresaremos nuestras opiniones sobre diferentes temáticas que nos influyen, afectan e interpelan como mujeres trabajadoras sexuales.

Aunque las Mujeres Trabajadoras Sexuales somos una de las poblaciones priorizadas en la ejecución del proyecto que se adelanta en Colombia, para reducir el impacto del VIH en poblaciones vulnerables, no hemos sido tenidas en cuenta por parte de la entidad responsable de la ejecución de las distintas actividades propias del proyecto.
El proyecto inició su intervención en 2011 con el apoyo del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria, y su Receptor Principal en el país es Global Communities.
Desde la Asociación de Mujeres Buscando Libertad (ASMUBULI) hemos informado al Receptor Principal sobre algunos inconvenientes que se han identificado en los trabajos que se adelantan en distintas regiones del país, sin obtener ninguna respuesta.
Las Mujeres Trabajadoras Sexuales somos parte de la construcción del proyecto, pero no recibimos el apoyo necesario ni los insumos requeridos para que nuestro accionar sea efectivo y contribuya al logro del objetivo que se busca con la intervención.
Más que una comunidad vulnerable, las Mujeres Trabajadoras Sexuales somos personas que queremos aportar para reducir el impacto del VIH en las poblaciones.
Consideramos que en la ejecución del proyecto no se prioriza la prevención, pues no se brindan los apoyos necesarios en zonas del país que lo requieren, argumentando un bajo nivel de prevalencia del VIH. Caldas y Nariño son dos departamentos que se han visto afectados por ese parámetro y hoy no hacen parte de la intervención en la segunda fase del proyecto.
Estamos convencidas que se deben apoyar las acciones de prevención en todo el territorio nacional y no condicionar esta labor a los índices de prevalencia. ¿Qué es lo prioritario? ¿Reducir el impacto del virus en las poblaciones vulnerables? ¿Esperar un incremento en los niveles de prevalencia para actuar? ¿No hacer prevención en los territorios e implementar acciones para atender a los nuevos casos de infección cuando el índice de prevalencia lo permita?
Como actores sociales de incidencia, reclamamos nuestro espacio en la ejecución de este proyecto. Exigimos que el trabajo realmente se adelante por personas pares, en otras palabras, por Mujeres Trabajadoras Sexuales empoderadas que hacen ejercicio de sus derechos y de su ciudadanía para contribuir al bienestar de sus compañeras.