cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

3/09/2014 - Chile

El camino de la incidencia política y sus tropiezos

Boletín Político N° 1. Las y los invitamos a leer nuestros Boletines Políticos, en los cuales expresaremos nuestras opiniones sobre diferentes temáticas que nos influyen, afectan e interpelan como mujeres trabajadoras sexuales.

Durante el año 2013 comenzamos, como organización, a hacer incidencia política en distintos niveles local, regional y nacional. Gracias a esta estrategia, nos sumamos al trabajo de la Oficina Antidiscriminación de la Municipalidad de Santiago y entablamos una relación de colaboración mutua con su Jefe, Patricio Hidalgo, con quien compartimos en conjunto un trabajo participativo.
Con el tiempo, nos fuimos convirtiendo en aliados y nos apoyamos en distintas actividades, Patricio –en su calidad de Abogado- participó de nuestra Mesa de Incidencias Políticas, dando su visión sobre la Ley Antidiscriminación y cómo ésta excluye a las Trabajadoras Sexuales, planteando la necesidad de avanzar en la sensibilización de las autoridades para hacer frente a esta realidad desde una perspectiva de respeto y no estigmatización.
Gracias a este desempeño y sin duda, al apoyo que Patricio ofreció a otros grupos discriminados de la comuna de Santiago, este año 2014 asumió como Director de Inspección Municipal y en este puesto, prometió seguir nuestra relación de trabajo conjunto. Sin embargo, con el paso de los meses nuestra relación se fue enfriando y hoy ha mostrado su cara más represiva con las Mujeres Trabajadoras de locales del centro de Santiago, clausurándolos y dejando a nuestras compañeras sin su fuente laboral.
Frente a situaciones como esta, pensamos como organización lo importante que es tener precaución a la hora de escoger a nuestros aliados, pues hoy nos sentimos utilizadas por parte del Señor Hidalgo. Al establecer estos vínculos, no pensamos en lo cambiantes que pueden ser estas personas por el sólo hecho de ocupar un puesto diferente, dejando de lado la consecuencia y olvidando la importancia de hacer lo que se dice. Es por esto que hacemos un llamado a nuestras compañeras a reflexionar sobre quiénes son realmente nuestros aliados y cómo podemos asegurarnos de que estamos acumulando un apoyo real a nuestras demandas y no sólo palabras de buenas intenciones que se borran con el viento.