cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

3/09/2014 - Secretaría Ejecutiva

Nuestra vivencia tiene voz propia, no necesitamos que piensen por nosotras

Boletín Político N° 1. Las y los invitamos a leer nuestros Boletines Políticos, en los cuales expresaremos nuestras opiniones sobre diferentes temáticas que nos influyen, afectan e interpelan como mujeres trabajadoras sexuales.

Presentación

En estos tiempos de avances en acceso a derechos en nuestra región, lamentablemente nosotras seguimos siendo empujadas a la marginalidad.
Ya lo hemos dicho de mil maneras distintas, hasta pensamos que debíamos mejorar nuestra formas de comunicar porque, quizás, no sabíamos expresarnos.
A pesar de nuestros intentos, lamentablemente, hay sectores que siguen empecinados en dejarnos expuestas porque no piensan en nuestro bienestar. Estas personas, con el agravante de ocupar espacios de poder y de guiarse por sus creencias morales, llevan adelante políticas de Estado que nos convierten en personas vulnerables.
Deben entender que aunque no sea su expresa intención, la negativa a reconocernos y la insistencia en generar marcos legales que confunden nuestro trabajo con la trata, alimentan las mafias que explotan a nuestras compañeras.
Otro factor que interviene en todo este proceso es la hipocresía así como el desconocimiento, porque cuando dicen que quienes estamos organizadas defendiendo nuestro derecho a elegir ser trabajadoras sexuales, "no sabemos lo que decimos" o nos quieren acusar de vaya a saber de cuantas atrocidades, nos están menospreciando y reduciendo como históricamente lo hizo la cultura patriarcal y machista
Van quedando atrás los tiempos en los que unas pocas alzábamos la voz. Hoy somos muchas más las que, en todos estos años, venimos formándonos para poder tener herramientas y dar el debate sin ser descalificadas. No nacimos vulnerables como muchos dicen, nos hacen vulnerables los Estados que no nos reconocen. Para seguir avanzando en nuestra región lo que necesitamos son legislaciones que nos reconozcan y nos saquen del lugar al que nos empujan. En este boletín, está la voz de las que no somos tenidas en cuenta y demostramos aquí que podemos hablar por nosotras mismas, dar debates y expresar nuestras opiniones. Ya no queremos ser “cuidadas” o nombradas según lo que las y los demás piensen. La mejor forma de "cuidarnos" es entender que somos iguales.