cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

19/09/2013 - Argentina

Ammar se reunió con la legisladora María Rachid para seguir avanzando con el proyecto de ley de Trabajo Sexual Autónomo

Las compañeras de la organización y la legisladora por la Ciudad de Buenos Aires dialogaron sobre la importancia de la regulación del trabajo sexual autónomo y renovaron el compromiso a seguir trabajando juntas por los derechos de las trabajadoras sexuales.

Ammar sigue sumando apoyos de diferentes actores sociales interesados en sumarse a la lucha por nuestros derechos. El pasado 17 de septiembre Georgina Orellano, coordinadora nacional de Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR) y la abogada Mariana Casas se reunieron con la legisladora por la Ciudad de Buenos Aires, Maria Rachid.

Uno de los puntos centrales de la reunión fue dialogar sobre los avances y las tareas pendientes en relación al Proyecto de Ley de Trabajo Sexual Autónomo. El proyecto de ley impulsado por Ammar tiene como objetivo asignar a quienes ejercemos el trabajo sexual una herramienta que garantice el libre ejercicio de nuestra actividad. La Ley define al trabajo sexual “como una actividad voluntaria y autónoma de ofrecer y/o prestar servicios de índole sexual, a cambio de un pago para beneficio propio”. Y propone la creación, dentro del ámbito del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, de una dependencia a la que denomina “Oficina Nacional de Protección al Trabajo Sexual (ONPTS)”, la que va a estar integrada por “hasta tres representantes de organizaciones vinculadas al sector”. La ley fue presentada en el Senado de la Nación el pasado 2 de julio por Ammar junto al senador Osvaldo Lopez y aún aguarda ser discutida.

Por otro lado, se ha dialogado con la legisladora sobre trabajar en la derogación del artículo 81 del código contravencional de la ciudad de Buenos Aires que regula la oferta y demanda de sexo en espacios públicos localizados frente a viviendas, establecimientos educativos o templos o en sus adyacencias. Esta normativa es perjudicial para las compañeras ya que habilita a que se le levanten actas por el ejercicio de su actividad.

En palabras de Georgina Orellano, "fue una reunión donde se reforzó el acompañamiento que viene haciendo desde el año pasado la legisladora Rachid junto con nuestra organización, para trabajar juntas en la derogación del articulo 81, ya que muchos legisladores apoyaron con su firma esta iniciativa. Y también sirvió para seguir avanzado con la ley de trabajo sexual autónomo".