cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

12/07/2013 - Secretaría Ejecutiva

Más que clausura de locales, regulación del trabajo sexual autónomo

Desde la REDTRASEX queremos dejar claro que ante los cierres de locales nocturnos, whiskerías y cabarets que vienen sucediendo en las últimas semanas en diferentes países de nuestra región, las únicas perjudicadas en la práctica somos las trabajadoras sexuales.

Bajo el argumento de persecución contra a quienes cometen los delitos de trata de personas y proxenetismo o la clausura por irregularidades en las habilitaciones, varias gobernaciones e intendencias han cerrado locales. Esta situación supera las coyunturas particulares de cada país respecto a sus reglamentaciones en torno al trabajo sexual y se perfila como una política que afecta a las trabajadoras sexuales a nivel regional.
Desde la REDTRASEX consideramos que todos estos cierres incrementan la clandestinidad en la que las compañeras deben ejercer su trabajo, vulnerando sus derechos. Por otro lado, el cierre de locales donde se ejerce el trabajo sexual no garantiza la lucha contra la trata y el proxenetismo, dejándonos expuestas a la “protección” de quienes jamás ven afectados sus “negocios” y hasta incrementan sus ganancias.
Este tipo de acciones ponen en evidencia la necesidad de que se regule nuestro trabajo a fin de garantizar nuestros derechos como mujeres mayores que ejercemos esta actividad por voluntad propia.
Trabajo sexual no es igual trata de personas.
Defender los derechos de las trabajadoras sexuales es luchar contra la explotación sexual.

Elena Reynaga
Secretaria Ejecutiva de Redtrasex