cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

16/11/2017 - Testimonios

Violencia institucional por discriminación

Por ser mujer, trabajadora sexual, por su identidad sexual, por ser migrantes, por ser pobres.

“Mayormente no se denuncia porque la palabra de nosotras, como ellos dicen, ‘no vale’. Entonces como ellos están uniformados y todo eso, para la ley la palabra de ellos sí vale y la de nosotras no vale. Por eso es que no hay justicia”
(MTS, espacio cerrado, Perú)

“Ya se sabe que por ser trabajadoras sexuales no nos van a hacer caso. Las denuncias, las engavetan. Mire mi caso: archivado. El decir de ellos es que ‘son de la calle’. Va más la discriminación que la igualdad… Eso explica la inapetencia de acudir a esos lugares” .
(MTS, espacio público, El Salvador)

"Con el uniforme que llevan puesto ejercen discriminación por el trabajo que realizamos, a las extranjeras nos ponen más en aprieto que a las chilenas, porque nos amenazan con deportarnos o mancharnos los papeles. Uno tiene temor a denunciar esos casos, por las mismas amenazas que ellos hacen".
(MTS, Espacios Cerrados, Chile)

"Fueron tres psicólogas y a todas nos hicieron las entrevistas y las tres nos preguntaron exactamente lo mismo: por qué trabajábamos, si nuestros hijos sabían, qué pensaba que van a pensar mis hijas, si alguien me maneja mi plata, cuánto gano, cuántos días trabajo, cuántas horas trabajo, si puedo entrar y salir cuantas veces yo quiera. Las tres nos preguntaron exactamente las mismas cosas y buscaban a una tal Jesica y por ahí nosotras estábamos distraídas y nos preguntaban “¿y Jesica a qué hora viene? Y no hay ninguna Jesica y por ahí se iban y volvían y nos preguntaban “¿a qué hora viene?” Y nosotras nos mirábamos: A ver, si te decimos que no hay ninguna que se llame como vos nos estás preguntando ¿Por qué nos preguntas tantas veces?"
(MTS espacio cerrado, Argentina)

“Hay discriminación de la gente, en la comisaría no nos toman la denuncia a las trabajadoras sexuales.”
(MTS, espacio abierto, Paraguay)

“En una ocasión me pusieron corriente, la policía tiene unos bastones. Me llevaron a la comisaría, yo pedí la presencia del fiscal de turno, llamé, no sabían cómo, pero yo hice la llamada. Vino el fiscal, ni siquiera es el fiscal, es el adjunto del fiscal y me dijo ‘a ver, ¿qué tanto me perturbas la noche para venir, a ver, qué te han hecho?’ Yo le enseñé, ‘señor, mire aquí están las marcas que me han hecho’. Él me dijo ‘¿tú crees que ellos van a perder el tiempo contigo?, ¿Tú crees que te van a marcar?, me haces perder mi tiempo, ¿Qué quieres… irte para seguir chambeando?, ¡ya vete, vete!’. ‘No, yo quiero denunciar’, le dije. ‘¡Qué vas a denunciar!, mírate, ellos son profesionales, ¿tú qué eres?’, así me dijo el fiscal. Y yo no podía cerrar la boca. ‘¡Oiga señor!, yo soy un ser humano, tengo derechos’ le dije. ‘Eres una puta, tú no tienes derechos’, me dijo” .
(MTS, espacio público, Perú)

“En el negocio toda la vida ha habido discriminación, nadie que nos defienda, que defienda a las mujeres, entonces de por si uno tal vez recibe violencia por otros lados, entonces dice, para que, y aquí quien las va a defender, estamos como más marginadas.”
(MTS, Espacio cerrado, Honduras)

“El policía me dice: ‘tu carnet, ¿cómo sé que estás sana?’"
(MTS, espacio público, Perú)

“Por ejemplo lo que cuenta mi compañera, es discriminación uno siempre que firma un documento lo debe leer y a ella no la dejaron. Eso es discriminación. Si a ti no te leen los papeles, tú los debes leer, porque a veces te los leen, es tu derecho. Le pasaron a llevar sus derechos”
(MTS, Espacios Cerrados, Chile)

“Tuve que mentir (sobre el trabajo), por el miedo que me quitaran a mi hijos. Porque si no, me los hubieran quitado y me hubiera quedado discriminada.”
(MTS, lugar cerrado. Nicaragua)