cabeza castellano
Versión para imprimir de este documento
Grabar en formato PDF
Guardar pdf
Enviar la referencia de este documento por email

22/11/2012 - Secretaría Ejecutiva

La lucha que se viene

En el marco del taller de Incidencia Política y Comunicación, Eric Carlson, experto regional de la OIT en prevención de VIH y SIDA se reunió con las referentes de la RedTraSex.

Con el objetivo de establecer puntos de encuentro y definir futuros trabajos en conjunto se desarrolló un extenso encuentro en el que Carlson explicó a las presentes la importancia de la Recomendación número 200 de la Organización Internacional del Trabajo sobre el VIH y el SIDA y el mundo del trabajo, que involucra directamente a las trabajadoras sexuales.

En junio 2010, representantes de Gobiernos, Empleadores y Trabajadores que constituyen la OIT adoptaron la primera norma internacional del trabajo dedicada específicamente al VIH y el SIDA: la Recomendación número 200 que tiene “un enfoque basado en los derechos y contiene medidas exhaustivas dirigidas a mejorar el acceso a la prevención, tratamiento y atención, y a eliminar el estigma y la discriminación en el lugar de trabajo” según explican desde la institución mundial.

En este sentido tanto el representante de la OIT como las referentes de la red, coincidieron en que para las trabajadoras sexuales es fundamental mejorar las condiciones de trabajo para reducir las vulnerabilidades al VIH. “Para que esto sea viable y exitoso hay que tener un diálogo construido con las TS e incluirlos en las actividades de prevención”, dijo Carlson, quien agregó: “Buscamos un diálogo verdadero y fructífero con las trabajadoras del sexo para reducir las vulnerabilidades relacionadas al VIH y esperamos que este evento sea el punto de partida”, dijo el representante de la OIT al finalizar su charla.

El experto de la OIT explicó que en ningún convenio la Organización Internacional del Trabajo ha excluído formalmente a quienes ejercen el trabajo sexual, además de aclarar que en su Recomendación número 200, la OIT involucra a todos los trabajadores pertenezcan a la economía formal o informal.

La OIT hace las recomendaciones, es responsabilidad de los gobiernos atenderlas para trabajar en la reducción de la prevalencia del VIH asegurando mejores situaciones y contextos de trabajo para las trabajadoras sexuales.

Las referentes de la red aseguraron que de ahora en más el trabajo de las organizaciones nacionales de trabajadoras sexuales que integran la RedTraSex, será incidir en políticas que defiendan los derechos humanos y laborales de todas las compañeras y lograr que los gobiernos y los sindicatos promuevan que los temas de interés de las trabajadoras sexuales lleguen a la OIT.

Galeria de imagenes