1/07/2010 - Argentina

Campaña Nacional “Trabajo Sexual no es igual a trata de personas”

En junio AMMAR lanzó su campaña “Trata de personas no es igual a trabajo sexual”, con el fin de resaltar que la trata de personas constituye una forma de esclavitud y un delito, mientras que el trabajo sexual es una elección de personas mayores de edad que desean brindar un servicio por decisión y voluntad propia.

Entre otras cosas la organización dio a conocer un documento de posicionamiento sobre la temática dónde aclara “La ignorancia y el prejuicio sobre nuestra actividad a veces lleva a lamentables confusiones como relacionar directamente el trabajo sexual con la trata de personas o creer que quien lo ejerce lo hace necesariamente contra su voluntad o bajo esclavitud. Nosotras, las mujeres que integramos AMMAR, no somos tratadas, ni obligadas, ni secuestradas y no nos sentimos más ni menos víctimas que cualquier otro trabajador o trabajadora de la clase obrera a quienes no se les respetan ni garantizan sus derechos laborales. Repudiamos terminantemente la trata de personas y la explotación sexual infantil. Creemos que acabar con estos flagelos es una obligación del Estado argentino. Pero no somos ingenuas y sabemos que toda esta red delictiva no podría existir sin complicidad de la policía, el poder judicial y el poder político. Los mismos que nos reprimen a nosotras en vez de garantizar nuestros derechos como mujeres trabajadoras.”

En el mismo marco, AMMAR ha intensificado las acciones vinculadas a la inserción de espacios nacionales de discusión y toma de decisiones en relación al tema, con el objetivo de exponer el punto de vista de las trabajadoras sexuales y colaborar en los esfuerzos que se realizan para combatir este flagelo sin que las normativas y acciones que se llevan adelante sigan afectando el trabajo de las compañeras. De tal manera, en junio una delegación de la Mesa Ejecutiva de AMMAR viajó a Mar del Plata para participar de una reunión desarrollada junto a legisladores, integrantes de los gobiernos municipales y del poder judicial y medios de comunicación. También participaron de la convocatoria del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) para la discusión de un documento sobre la investigación judicial de la trata de personas con fines de explotación sexual en Argentina que desarrolla dicha entidad.