5/05/2020 - Actividades

1º de mayo para las Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe

A las compañeras Trabajadoras Sexuales que están poniendo el cuerpo, arriesgando su propia vida y salud en la defensa y asistencia de nuestras pares.

Las mujeres Trabajadoras Sexuales de la región conmemoramos una vez más el día internacional de quienes con nuestras labores y oficios, producimos la riqueza y movemos el mundo: las trabajadoras y trabajadores. Un año más de una fecha que marcó el sendero de la lucha contra la explotación laboral, y que a nosotras nos encuentra exigiendo el principio más básico: el reconocimiento de nuestro trabajo como tal.

Este año además de nuestro reclamo histórico, el 1º de mayo nos encontró exigiendo medidas urgentes a todos los gobiernos de la región, para que ejecuten acciones efectivas ante la crisis sanitaria por la epidemia COVID19, la cual ha desmantelado las omisiones estatales que han dejado ver sus más crudos efectos sobre nosotras y nuestras familias.

En todos los países de Latinoamérica y el Caribe, la organización y autogestión han sido las herramientas que nos han permitido llegar a un gran número de compañeras que atraviesan situaciones verdaderamente angustiantes, debido a la imposibilidad absoluta de trabajar -ya que nuestro trabajo implica contacto físico-, y de acceder a las medidas de contingencia que los gobiernos han dispuesto para la emergencia, -ya que no somos reconocidas como trabajadoras y no hacemos parte de ninguna estadística oficial en nuestros países-.

Conmemorar el 1º de mayo nos remite a pensar en términos de clase, y en medio de este complicado contexto nos preguntamos, ¿con qué fin nos siguen negando el derecho a ser reconocidas legalmente como trabajadoras, invisibilizado la existencia del trabajo sexual autónomo, cooperativo, organizado y autogestionado por nosotras? Y nos lo preguntamos en este momento en el que en todo el mundo las Trabajadoras Sexuales estamos dando una muestra de sororidad, organización y autogestión:

En México nuestras compañeras junto con otras organizaciones, han conseguido que el gobierno de la capital atienda a la población de mujeres Trabajadoras Sexuales, a través de la adjudicación de estipendios mensuales por tres meses para cubrir las necesidades ante la imposibilidad de devengar ingresos; a la vez que han adelantado la campaña “Haciendo Calle” para la recaudación de fondos con el mismo fin. En Guatemala se entregaron bolsas de alimentos y artículos de primera necesidad a las compañeras Trabajadoras Sexuales del departamento de Escuintla; al igual que en Costa Rica, en donde por intermedio de nuestras compañeras se han hecho llegar las ayudas. En El Salvador también se abrieron los canales de contacto convocando donaciones económicas para canastas de víveres; en República Dominicana nuestras compañeras hicieron efectiva la colaboración recibida a través de donantes, para la compra y distribución de insumos de higiene y de alimentos no perecederos, para las trabajadoras sexuales que atraviesan mayores urgencias.

En Panamá, nuestras compañeras no han cesado en reclamar y pedir ser tomadas en cuenta por el Plan Panamá Solidario, que es un bono dispuesto por el gobierno nacional para atender a los sectores más afectados por la impedimento de trabajar. En Colombia se han entregado ayudas de alimentos e implementos de aseo e higiene a las compañeras de la ciudad de Bogotá, y de otras ciudades del país. En Brasil, nuestras compañeras han abarcado una gran cantidad de Estados del país acercando ayudas del mismo tipo, sobre todo en un contexto político en el que las decisiones gubernamentales han puesto en gran riesgo a la población en general; en Paraguay nuestras compañeras han extendido los lazos de ayudas, a quienes han tratado se seguir saliendo a la calle y a las que están recluidas de su libertad. En Chile se han desarrollado intensas jornadas de acopio de donaciones, y distribución de útiles de higiene y alimentos en la ciudad de Santiago, en las que ha sido clave y hermoso ver el compromiso de nuestras compañeras más jóvenes.

Saludamos y abrazamos absolutamente a todas las compañeras, que dentro y fuera de la órbita de la RedTraSex están haciendo un esfuerzo enorme para atender las urgencias que estamos enfrentando. Reconocemos también la participación de algunos sectores de las administraciones gubernamentales de capitales latinoamericanas, que han sumado ayudas de alimentos para nuestras compañeras. Sin embargo, reiteramos que lo que precisamos del Estado es el reconocimiento de nuestro trabajo y políticas públicas efectivas.

A partir de este presente que estamos atravesando es inadmisible que sigamos a la deriva de las medidas estadísticas de los países. Es inadmisible que nos sigan condenando al más bajo escalón de vulnerabilidad laboral, y que a estas alturas de la historia de la humanidad, nosotras sigamos trabajando en los contextos que trabajamos como consecuencia de las concepciones morales con las que nos miden.

Para las Trabajadoras Sexuales ya existía una pandemia antes de la pandemia: la violencia institucional, que perpetúa la injusticia, la desigualdad, la explotación laboral y la corrupción estatal.

En una conmemoración más de un 1º de mayo paradigmático, las Trabajadoras Sexuales levantamos nuestra voz para decir que somos nosotras, mujeres sujetas de derechos quienes hemos juntado nuestras rebeldías y procesos organizativos, para seguir reclamando no solo ayudas y bolsones de comida sino, reconocimiento de nuestro trabajo y condiciones laborales justas y dignas.

Saludamos a todas las organizaciones y sindicatos que integran la RedTraSex y a las que no, pero que igual trabajan por el bienestar y los derechos de todas las trabajadoras sexuales de Latinoamérica y el mundo entero.

Alianza Mexicana de Trabajadoras Sexuales AMETS (México), Organización Mujeres en Superación OMES (Guatemala), Movimiento de Mujeres Orquídeas del Mar (El Salvador), Red de Mujeres Unidas por nuestros derechos REDMUDE (Honduras), Asociación de Mujeres Trabajadoras Sexuales Girasoles (Nicaragua), Asociación La Sala (Costa Rica), Mujeres con Dignidad y Derecho (Panamá), Asociación de Mujeres Buscando Libertad ASMUBULI (Colombia), Red de Trabajadoras Sexuales del Perú (Redtrasex Perú), Fundación Margen (Chile), Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (Argentina), Articulação Nacional de Profissionais do Sexo ANPS (Brasil), Central Única de Trabalhadoras e Trabalhadores Sexuaies CUTS (Brasil), Unidas en el Esperanza UNES (Paraguay).

¡Abrazo de lucha, queridas compañeras mujeres Trabajadoras Sexuales!

Para ver el video, click en la imagen: