Los siguientes testimonios son de trabajadoras sexuales de la Región, quienes hemos vivido prácticas de violación de derechos, ejercidas (por acción u omisión) por agentes de justicia y funcionarios pertenecientes a fuerzas de seguridad, fuerzas armadas y servicios penitenciarios; lo que se traduce en violencia institucional.

Luchamos por el cese de la violencia institucional hacia las trabajadoras sexuales para que ninguno de estos testimonios se repita.